Evalúa tu nivel

Para ayudarte tanto a saber por dónde continuar tu aprendizaje como a medir tus avances, he diseñado esta autoevaluación para ti.

De todos modos, si esta es tu primera visita a TdO, te recomiendo empezar antes por aquí porque voy a mencionar un par de términos y conceptos que son necesarios para usar correctamente lo que saques de esta autoevaluación.

Puedes volver siempre que quieras para medir de nuevo tu avance y usarla en cada momento para saber qué te falta por aprender, aunque una vez que tengas un método de productividad completo y operacional deberías poder responder a todo perfecto.

Así que podemos decir que el día que respondas sin problema a esta autoevaluación con todo respuestas positivas será el día que hayas logrado implementar con éxito tu método de productividad (lo cual representa uno de los hitos más importantes en la productividad de toda persona).

Ese punto se corresponde además con el completar el nivel 2 en el modelo de aprendizaje de productividad de este blog.

La autoevaluación

¿Cómo se hace?

La autoevaluación consta de 4 bloques de 3 preguntas cada una (excepto la 4ª que tiene solo dos).

Y no se trata de responder bien o mal sino de tener la respuesta y que ésta te convenza.

Así que primero vamos con las preguntas y luego te explico cómo se analizan tus respuestas. Eso sí, ¡no te olvides de guardar una copia de tus respuestas en tu ordenador antes de pulsar enviar!

Nota: Enviármelas es totalmente opcional, anónimo, confidencial y sirve para que siga escribiendo siempre los artículos que responden a lo que los lectores más necesitáis. Así que si decides enviármelo, ¡espero que encuentres más interesantes los artículos!

La autoevaluación

Aquí tienes la autoevaluación:

¿Cómo se califica el resultado?

Como habrás notado, lo genial de esta autoevaluación está en que las preguntas no son complicadas, mientras que para muchas no tenemos respuesta.

Así que si no sabes responder a una pregunta o la omites, se considera que no tienes bien cubierto ese apartado y has detectado un aspecto que puedes mejorar. Del mismo modo, tú mismo eres capaz de determinar cuando algo es demasiado frágil como respuesta y deberías mejorar ese aspecto también (ejemplo: cuando alguien responde que sus objetivos están en su cabeza y no sabe decir qué forma tienen).

Y por supuesto el objetivo no es sentirse mal o culpabilizarse, sino detectar debilidades para continuar por ahí. Lo que estás haciendo tiene un valor incalculable.

¿Por qué estas preguntas? ¿Qué tienen de especial?

Como decía, el día que respondas a todas ellas tendrás un método de productividad operativo. Y eso es una victoria increíble. Las 4 áreas además son los cuatro componentes de la productividad como se explica en La Revolución productiva. Si aún no te lo has leído, insisto. Es como una guía-manual con conocimientos de productividad pero muy orientados para que logres cuanto antes tener tu propio método de productividad, algo que no me cabe duda de que marcará un antes y un después en tu productividad.

Eso sí, si te tranquiliza un poco, no dudes en echarle un ojo a los resultados de la primera vez que lancé esta autoevaluación en TdO.

La verdad es que la inmensa mayoría estamos muy mal al empezar, pero no te preocupes porque la función de TdO es precisamente que logres mejorar tu productividad. Y ahora que ya sabes en qué cosas concretas continuar ¡te será mucho más fácil avanzar!