Este curso va a ser diferente para ti (si te animas a intentarlo)

Hoy empieza Septiembre y, como todos los años el caos total volverá a las oficinas y escritorios de todo el mundo.

Se cambian los paseos por la playa por las ojeras, el marisco por las comidas aceleradas y la tranquilidad y la calma por el estrés de llegar a la próxima baliza pero si quieres que este año sea diferente déjame que te cuente qué puedes cambiar en concreto y por qué merece la pena.

Un método de productividad, una diferencia radical en tu día a día

Lo primero es insistir en la idea de que un método de productividad puede hacerte la vida infinitamente más fácil.

Un método de productividad (por definición) es algo que se encarga de que tú sistemáticamente tengas una forma limpia y eficaz de gestionar todo lo que afecta a tu productividad (desde las tareas cotidianas hasta los objetivos y estrategias más abstractos).

Métodos famosos (o sistemas mejor dicho) hay varios pero la mayoría se quedan en casi nada o sinceramente bastante farragosos. La productividad es un mundo desafortunadamente lleno de bastante basura. En el pasado mi mejor recomendación hubiese sido GTD y, aun así, tendrías que prepararte para 2 años de proceso de aprendizaje con una herramienta poco clara y mucho “si no te funciona es que no lo estás haciendo bien”. Algo que sinceramente para mí es una razón de veto directo.

No es una sorpresa que la mayoría de la gente acabase abandonando la productividad por imposible, abstracta y nada práctica con tal panorama.

El método OSEI y lo que tiene para ti

Metido en ese contexto, puede que sepas ya, que hace más de un año que empecé a cristalizar un método de productividad que acabé denominando el Método OSEI. Y a lo mejor alguien aquí puede pensar: “¿y que me va a enseñar a mí este chaval que no me pueda enseñar un americano mundialmente famoso? ¿Acaso no es ese un método más?”

La respuesta es “sí y no”. Se trata de un método (más) pero es probable que sea el único (o uno de los pocos en el mundo) que se pueda considerar verdaderamente un método y es bastante probable que tenga más impacto para ti que lo que venden como churros esos americanos tan famosos.

Pero como no me gusta hablar sin pruebas vamos con razones sólidas para apoyar lo que acabo de contarte:

Razón #1: El método OSEI es un método, no una herramienta

¿Conoces GTD, ZTD, AutoFocus, Bullet Journal, (hasta ¡Trello!)? Bueno pues según con quién hables te dirán que todos son métodos de productividad cuando eso es un error como un piano. Tan gordo como decir que todas las iglesias son catedrales o algo por el estilo.

Un método como el Método OSEI se tiene que encargar (por definición) de tener un hueco para gestionar TODO lo que afecta a tu productividad, desde objetivos hasta tareas. Una herramienta de productividad, por otro lado, es una infraestructura que te ayuda a hacer una tarea más facilmente.

Un ejemplo de herramienta es Gmail (que gestiona el correo electrónico) o Trello (que sirve para gestionar listas de tareas).

El Método OSEI es un método porque podrías perfectamente escoger Gmail para gestionar tus emails y Trello para tus tareas que el Método OSEI lo que te explica es qué hacer con cada email, qué listas necesitas y cómo interactúan y, lo que es más importante, como estas dos herramientas de Ejecución (E) interactúan con los otros 3 pilares de tu productividad (objetivos, estrategias e infraestructura que podrás gestionar con otras herramientas).

Razón #2: Como es un método sobrevive a tus cambios (te da estabilidad)

¿Sabes qué pasa cuando te dan un iPhone en el trabajo? Pues que si tenías un móvil con Android la mitad de tu productividad se puede ir al garete porque las aplicaciones que usabas a lo mejor no son compatibles.

La vida evoluciona: te mudas, te haces freelance, viajas mucho o poco por etapas, necesitas trabajar en equipo accediendo varios a un documento o quieres priorizar la seguridad y que nadie pueda acceder a tus documentos.

Tus necesidades superficiales evolucionan constantemente, pero tus necesidades básicas de productividad no.

curso productividad, vista 2

En ese sentido el Método OSEI no es algo que vayas a aprender hoy para olvidar con tu próximo trabajo porque es increíblemente versátil adaptable. Es como la capa de fondo que te da la tranquilidad de saber dónde debería ir cada cosa, qué es cada concepto y luego tú puedes añadir más o menos detalle, cambiar la aplicación de notas o de email como quieras porque siempre vas a tener la comodidad de que el Método OSEI te da una guía para que siempre vuelvas a terreno conocido.

Mira atrás en los últimos 10 años, si has cambiado varias veces de herramientas y de organización entenderás perfectamente la ventaja que supone.

Razón #3: No es un método de autor (y déjame que te explique por qué esto es tan crucial)

Como el Método OSEI no es un método de autor no tienes que aprendértelo de memoria ni estar volviendo al curso o a documentos constantemente.

El Método OSEI establece unos principios y gracias a ellos puedes razonar cómo deberías hacer algo si te olvidas, algo que te ahorrará una gran cantidad de tiempo perdido y de bloqueos por inexperiencia.

Es como la diferencia entre la Historia y las Matemáticas. La Historia o la memorizas o no sabes responder a una pregunta. Las matemáticas razonando, aún puedes deducir la respuesta.

El Método OSEI es como las matemáticas: un sistema lógico que cuando entiendes las reglas, el resto se deduce.

Si ya has tenido una experiencia con GTD (de David Allen) o similares sabrás lo frustrante que es que tú tengas un problema mañana en la oficina (por ejemplo: tienes un proyecto que te saturan las listas de tareas) y que la única posibilidad de resolver tu problema sea esperar a que el americano famoso de turno se digne a responderte cómo deberías resolverlo, qué quiso decir en su libro o cómo hace él en estos casos.

Eso es un lío gigante en el que nadie quiere verse atrapado.

Como el objetivo del Método OSEI no es que sigas el método a rajatabla, sino que seas lo más productivo posible, el foco está en aprender esos principios estructurales, esas reglas (los 4 pilares de la productividad, qué es un objetivo, qué forma tiene una estrategia, etc.) y el resto es una puesta en marcha más o menos adaptable.

Con esas definiciones en mente, tu voz tiene tanto peso como la del autor y, mientras no rompas las reglas de base, sabes que puedes adaptarlo y de hecho es lo correcto porque ningún libro ni curso puede cubrir nunca todas las especificidades de cada persona.

Esto te da una gran flexibilidad y de hecho te va a liberar muchísimo saber que tienes total libertad para tomar decisiones ante situaciones desconocidas. Y si no quieres hacer cambios, siempre puedes volver a versión básica de cada elemento que te propone el método (listas de tareas, objetivos, cómo gestionar cada uno, etc.)

Razón #4: Está optimizado para el día a día

Con métodos como GTD, te lees el libro en 3 o 4 horas pero tardas como mínimo 2 años en hacerlo funcionar relativamente bien. El Método OSEI tardas 12 horas en verte el curso completo pero te lleva 20 minutos tenerlo funcionando.

¿Por qué? Pues porque el foco del Método OSEI está puesto en formarte a ti. Explicártelo todo detalle a detalle.

Además no necesitas un cambio radical cuando empiezas a usarlo porque la migración de dónde sea que te encuentres hacia el Método OSEI es casi una reestructuración. En ella colocas cada pieza de tus herramientas en su sitio, te das cuenta de qué te falta, sacas absolutamente todas las herramientas duplicadas y redundantes (¡una gozada!) y compruebas cómo con el 10% de tus antiguas herramientas (pero bien coordinadas) eres capaz de hacer más y más rápido que antes.

Como se aprende al principio del curso del Método OSEI, lo importante para ser muy productivo no es tener un método simple (pequeño, con pocas cosas) sino un método que te haga la vida simple (con suficientes reglas para ser manejable y a la vez que te resuelva el 90% de las situaciones).

Razón #5: Se trata de productividad cristalizada

Bueno vale, y qué pasa si un día ya no quiero seguir usándolo y cambio de manera de organizarme. ¿He perdido mi tiempo?

Para nada. Ahí está la gran ventaja.

El 50% de los vídeos del curso del Método OSEI son definiciones y conceptos. El otro 50% la demostración de aplicación. Primero te explica teoría avanzada para luego explotarla. Así que si te marchas, te llevas todo lo aprendido.

Y es más, si te marchas, te va a quedar tan buen recuerdo de algunos conceptos aprendidos que lo más probable es que ya no vuelvas a trabajar nunca más sin ellos.

Objetivos reversibles, el STRID de las estrategias, la espiral objetivos-estrategias, los objetivos en champiñón vs en árbol, el principio de dejar legado, etc. Es que no son “específicos al método”. Es casi “sentido común” o, como te decía antes las “matemáticas” de la productividad.

Una vez que aprendes esos conceptos te va a parecer casi un desperdicio no explotarlos.

En definitiva

Te invito fuertemente que si te gusta la productividad, des un paso adelante y te hagas con el curso cuanto antes.

No lo dejes para mañana, no lo dejes para pasado o te pasará Septiembre y con él engancharás el año siguiente con la misma capacidad y perspectivas que el anterior.

Si ya te has hecho con él, es un muy buen momento para darle un repaso a los vídeos (especialmente a los aspectos que quieras afinar) y también puedes dejarme cualquier duda en los comentarios.

Una de las reflexiones que más me han hecho progresar desde que soy emprendedor es que yo creía que primero tenías que trabajar mucho sin medios para tener relativo éxito y luego permitirte comprarte los medios.

Ahora tengo perfectamente claro que es al revés. Primero hay que comprarse los medios para tener éxito y si no te equipas correctamente, la mayoría de las veces solo te eternizas en esa fase inicial que iba a ser temporal pero se ha convertido en tu día a día. ¿Qué opinas?

Así que hazte con el curso cuanto antes y realmente te deseo un año lleno de muchísimos objetivos cumplidos, mañanas de trabajo entretenidas pero amenas y tardes de plena disponibilidad. ¡No olvides compartir tu opinión y nos vemos en los comentarios!

Artículos relacionados

4 comentarios

  1. Ya contaba. Me lo compro este fin de semana que vuelvo de vacaciones. ¿Cuanto crees que lleve verlo entero? Gracias por todo el contenido que compartes crack.

  2. Yo lo tengo 🙂 Muy bonita la web nueva !!


Dejar un comentario