¡Técnicas de Organización.com cumple 4 años!

Si creías que las únicas cosas nuevas que iban a llegar en el 2015 las habías visto ya, estás muy equivocado. Para celebrar este 4º aniversario he decidido hacer mi primer vídeo-artículo:



Nota – Si no ves bien el vídeo haz click aquí: Ver vídeo en el blog

 

Como ves mi determinación por retomar completamente el ritmo sigue plan al pie de la letra desde el verano pasado. A finales del 2014 se ha publicado La revolución productiva. Desde entonces he relanzado aspectos fundamentales del blog y las estructura final de páginas y el contenido para principiantes están prácticamente a punto.

Ahora mismo estoy haciendo trabajo de fondo completando la estructura que quiero darle al blog. En concreto sigo por las guías que den una visión de conjunto cubriendo los diferentes pilares de la productividad personal y aprovecho hoy también la oportunidad para poner el primer pie en el terreno de los vídeos.

Insisto en que este año quiero que el blog te haga la vida más fácil, que la productividad se vuelva algo simple y que logremos que consigas aplicar tú en tu día a día la teoría que se define en los libros. ¿Hay algo que te atasque ahora mismo que quieras que trate en el blog? ¡Ponme un comentario!

Para todos los que leeis esto a través de vuestro email o de un lector de feeds no dudeis en acercaros para esta ocasión para dejar vuestras ideas en el blog. Muchísimas gracias a todos de nuevo por estar ahí y ¡que empiece el 5º año!


23 comentarios

  1. Felicidades Iago, mantener un blog durante cuatro años es todo un logro.

    • ¡Muchas gracias Jeroen! No se me olvida que este blog le debe una parte de sus primeros lectores a tu ranking de blogs. La semana misma que lo abrí hace 4 años aparecía en tu ranking ni más ni menos que de último (con la bendición que eso supone al ser ranking por orden inverso de peso).

      Así que gracias otra vez y ¡un saludo!

  2. Enhorabuena por los cuatro años, de un (agradecido) lector de tu libro. Antes leía muchos blogs de productividad hasta que los empecé a abandonar por saturación, pero siempre sigo entrando en éste. Creo que haces una muy buena labor, a menudo leo tus artículos con la sensación de que hablas de los problemas que me encuentro en la realidad y no de cómo deberían ser las cosas en teoría.

    Un tema que me parecía muy interesante que apareciera en el blog (quizás ya lo ha hecho) es cómo afrontar el típico día en que aún quedan horas por delante pero tienes un bloqueo enorme encima. En esos días a veces intentar terminar lo que tengo previsto termina por ser peor que -en la medida de lo posible- abandonar y esperar a estar más fresco el día siguiente. Pero nunca tengo clara la estrategia y mi sensación es que pierdo totalmente el control.

    Un saludo.

    • ¡Gracias por tu comentario, Sera! No creo haber tocado algo así, pero si lo definimos un poquito más a lo mejor puedo hacer una selección de conceptos al respecto que sí se puedan aplicar.

      ¿Cuál es el problema exacto? ¿La motivación, la claridad de ideas, la complejidad de lo que hay que hacer, el estar con poca capacidad de razonar …?

      Un saludo!

      • Gracias a ti por la respuesta. Pues en mi caso suelo hacerme un reparto diario de las tareas importantes en las que quiero trabajar. Más de un día me pasa que me quedo sin gasolina a media tarde y el cuerpo me pide aparcarlas y ponerme a hacer algo sencillo. Así que diría que sobre todo es la complejidad de las tareas lo que me atasca. También motivación, aunque voy a cambiar de trabajo pronto.

        • Hola Será!

          Cierto a veces es abrumador, a mi me sucede lo mismo en ocasiones.

          Creo que en el libro de “Organizate con eficiencia” de David Allen, comenta que toda actividadad por mas grande que sea, se reduce a un paso, al paso siguiente; y si te concentras en un paso a la vez, todo puede avazar por más atorado que este.

          Dormir 7 u 8 horas diarias, también ayuda a que no se acabe la pila.

          Saludos!

        • Anoto la idea Sera, es algo bastante difuso pero puedo entender perfectamente que a veces no sabemos ni por donde empezar. Puede que media batalla esté precisamente en eso, en clarificar propósitos y acabar convenciéndose de que vale la pena (o no!) el llevar a cabo esas tareas a pesar del estado de ánimo.

          La idea ya está en la lista 🙂

  3. Felicidades Iago, y gracias por compartir tu conocimiento, cuentas con un fiel lector de tu blog.
    Manuel Miguel

  4. Hola Lago! Felicidades, 4 años, Excelente logro de dedicación y hábito.

    Efectivamente la productividad es práctica, e ir encajando las piezas en forma integral es esencial para ir avanzando.

    Yo veo la oportunidad de ser productivo en cada rincón, y es increible la gamma de posibilidades.

    Me encantaría saber lo que tu haces o lo que los demas hacen productivamente hablando en temas tan diversos como: alimentos, guarda ropa, limpieza de la casa, el auto, el closet, ejercicio,etc; por un lado en la vida personal y por el otro en la vida profesional, que a veces he sentido que va mas dirigido hacia ello. Sin emabrgo, sé que todo lo que aquí se comenta es aplicable a todas las actividades del ser humano.

    Saludos

    • Hola Arturo! Dejo si alguien quiere compartir sus ideas que te responda directamente aunque en mi caso particular no separo en ningún caso lo profesional de lo personal.

      Los dominios que mencionas son para mí fuentes de objetivos o están organizados en función de los objetivos que tenga. Es decir, cosas como el auto o la limpieza de la casa serían para mí cuestiones en las que pasar el mínimo de tiempo necesario para que sigan manteniéndose útiles de cara a emplearlo en otras cosas. Con el ejercicio y los alimentos es lo mismo. Yo partiría del principio de lo que quieres conseguir en términos de forma física o salud y luego diseñaría un plan para acompañarlo en coherencia con el resto de tus actividades. No requiere el mismo esfuerzo mantener un poco la forma que desear correr una maratón.

      (PD: es “Iago” no Lago, pensé que sólo en Francia se confundían con esto :D)

    • Ola Arturo!
      Tengo que confesar que también me preocupan los puntos que anotas. Y mucho. De hecho, lo poco que aplico de la productividad es para lidar con estos asuntos para, así, poder contar con más tiempo (mi problema es el tiempo por saturación de aficiones). Ahora bien, para poder ganar tiempo tengo que efectuar determinadas rutinas que puede sean consideradas un poco extravantes y muy cuestionables para mucha gente.
      Te puedo comentar algunos trucos que tengo que me han hecho el día a día más fácil, aunque la verdad es que mis tips puede que sean más aplicables a la vida de una mujer, no lo sé. Eso sí, prejuicios fuera xD.
      Tema limpieza de la casa (el más cuestionable): cada uno conoce sus prioridades en esta vida y la limpieza y el orden que, se supone, tienen que ser conceptos casi que inherentes (¿?) en una respetable “señorita” no encuentran en mí una grande compañera.
      Trucos:
      – Limpieza del baño: no entiendo eso de ir a la bañera dos veces en un mismo día: una para lavarte tú y otra para fregar el baño, así que tengo los productos de limpieza del baño al lado de los de aseo personal (convenientemente separados, eso sí) para, cuando me aseo, poder matar dos pájaros de un tiro. Resulta cómodo, ahorro tiempo y la bañera está mucho más limpia desde que aplico esto. Un 2×1
      – Puesta a punto de la ropa: lo siento, no gasto tiempo planchando prendas que es posible que no me ponga en breves. Reservar tiempo para una actividad tan poco gratificante y tortuosa como planchar no entra en mis planes. Lavo, seco en secadora (bendita secadora!), doblo, meto en mi vestidor y cuando me quiero poner algo lo plancho (imagina que plancho y plancho ropa y resulta que esa camisa no la pongo en mucho tiempo… tiempo perdido.
      – Calcetines: la lavadora y la secadora se come los calcetines, no hay otra, así que yo sugiero comprar calcetines todos de un mismo color y modelo para no perder el tiempo buscando parejas (si ya es difícil en la vida real imagínate encontrar la pareja del calcetín en el Triángulo de las Bermudas de la lavadora!). Esto sirve también para parejas, aunque puede ser más complicado llegar a un consenso en cuanto al modelo y color del calcetín. Resulta muy práctico.
      – Guardarropa: grande, preferiblemente una habitación para, cuando no haya tiempo y se amontone la ropa, tener un sitio en el que apartarla hasta poder ponerse con ella. Que esté muy organizado, aunque tú no tengas tiempo en un determinado momento para organizarla: estantes amplios (via IKEA) para poder ver bien la ropa y lo ideal es agruparla por colores o estilos. No suelo preparar la ropa el día anterior por aquello de “no sé cómo me voy a sentir mañana y la ropa que voy a querer llevar”, así que la decisión tiene que ser tomada en poco tiempo. Para ello: división por colores, estilos, camisetas, jerseys, camisas… Claro, hay que escoger un criterio, todos no pueden ser a la vez. Importante que la ropa esté visible.
      La selección de la ropa también es importante: que se adapte a tu día.
      – Ejercicio: hay personas que me dicen que no tienen tiempo para hacer ejercicio y a mi juicio es porque no planean toda su rutina para que ese momento ejercicio pueda tener su hueco. Seamos sinceros: casi come más tiempo el preparar las cosas y a uno mismo para hacer ejercicio que el ejercicio en sí. Créeme, yo no dispongo de mucho tiempo, pero mis tres sesiones a la semana son sagradas. Lo que hago cuando quiero hacer ejercicio: llevo leggins (en tu caso creo que no va a poder ser) y la camiseta de deporte por debajo del jersey-chaqueta de trabajo y los tenis en una bolsa o una mochila que siempre llevo conmigo para facilitarme el asunto. Obvio: no llevo toalla para ducharme en el gimnasio, pero hay que sacrificar algo. Llevo a mi trabajo la bolsa con los tenis y depsués de la jornada voy al gimnasio, allí me quito el jersey, las botas, pongo los tenis y voilà, ya estoy lista. Cuando salgo, aprovecho para ir a ritmo rápido a casa para allí ducharme y, de paso, fregar la bañera. xD
      – Esta cocina es una ruína! No tiene por que: un plato para cada miembro de la casa y lo mismo con los vasos y los cubiertos. Puede que esto funcione mejor en una casa no familiar, pero resulta muy útil. Esto obliga a fregar el único servicio que tienes para poder seguir comiendo y evita la indeseada acumulación de cacharros. La opción del lavavajillas también es útil, pero presenta algunos problemas organizativos.
      Alimentos: cuido mucho la alimentación y el tiempo que ahorro en otras tareas lo invierto buscando aquellos alimentos más adecuados para mi metabolismo. Ahora bien: cuando una es consciente de que no va a tener tiempo para cocinar y quiere comer sano y casero tira de macro potajes variados y nutritivos que duran tres días (si no llevan ajo, si lo llevan no te duran ni uno) para no tener que innovar en el asunto de la comida y reservar ingenio para otras cosas. En cuanto a las listas de la compra… Tengo en el móvil una lista con los elementos recurrentes en mi dieta que no suelen faltar, de modo que cuando voy a un súper abro la lista y listo 😉
      En cuanto a coche… no gasto de eso, xD y en cuanto a temas de maquillaje… creo que no te interesan, xD.

      Seguro que tengo más tips, pero ahora mismo es lo que se me ocurre. A mí también me gustaría saber truquitos de estos, porque , si bien en mi trabajo suelo ser organizada, en mi día a día suelo caer en el desastre absoluto (doy prioridad a otras cosas menos terrenales), de ahí que tenga que ingeniarme algunos rituales un poco extraños (y otros que no cuento por vergëunza xD).
      Saludos

      • Hola Iris

        Muchas graciar por tus comentarios y sobre todo por tomarte el tiempo, y para nada que se apliquen solo a mujeres… al contrario, todos tenemos las mismas necesidades.

        Me encataron varias de tus ideas, que tienen un toque minimalista, y por ende productivas.
        Por cierto… tus tips, son pequeños sistemas.

        De entrada te compro la idea de la secadora, mi esposa quiere una pero no había entendido completamente los beneficios. Ella lava, y a ella le toca lavar el baño.

        Yo me encargo de los alimentos, y coincido que sea saludable, estoy haciendo un plan por semana, con recetas dominadas, y así igualmente, solo compro lo necesario en el súper.

        Me tuve que salir del gym, ya no tenía tiempo, o terminaba muy cansado, mi proyecto es hacerlo en casa, y así evitar el tiempo de traslado y el consumo de combustible.

        Ayer estuve limpiando el closet, y saque ropa que ya le había dado una segunda oportunidad y que definitivamente ya no usaré, mi idea es tener lo suficiente y sobre todo que use.

        Uno de mis grandes problemas en este momento, es que las cosas no regresan a su lugar, ya sabes! las sacas pero no las devuelves… y el grado de conciencia requerido es alto. Y no aplica solo a objetos de la casa, sino a los archivos electrónicos con los que trabajo e incluso a ideas que circulan en mi mente. Entonces como primer paso, estoy haciendo que todo tenga una casa o un lugar…

        Yo compré un lavavajillas y toda una maravilla, he ahorrado mucho tiempo…

        Y es que todo es SISTEMATIZABLE.
        Precisamente esos sistemas, ayudan hacer las cosas más rapidamente.

        Gracias

        • Hola de nuevo,
          te aseguro, Arturo, que la secadora es el mejor invento de todos los universos alternativos y paralelos que existen.
          En cuanto a lo de la ropa, es mi batalla perdida. He aplicado cien mil sistemas diferentes para organizarla, he intentado que vuelva a su sitio en esos días fatídicos en que no dejas de cambiarte porque no te ves bien y, sobre todo, he intentado aplicar el minimalismo (tantas veces como las personas intentan dejar de fumar) para no saturar mi guardarropa, pero cada vez que comienzo a censurar prendas y a relegarlas a la caja que irá a parar al trastero de mi madre o a Caritas… me sobreviene la nostalgia y el “por si acaso”. En las últimas “intervenciones” le pedí a mi pareja, objetivismo y mente fría personalizadas, que me ayudase y conseguí minimizar. La verdad es que ahora me pienso muchísimo la ropa que me compro: su funcionalidad en relación al resto de prendas que poseo.
          En general lo de que las cosas no vuelvan a su lugar también es uno de mis muchísimos problemas. Tiendo a priorizar la tarea de ahora (un ejemplo, vestirme en el menor tiempo posible de la mejor manera… posible) en detrimento de un orden generalizado que puede hacer que en un futuro la misma tarea me lleve menos tiempo. Creo que esto se debe a un estado de ansiedad, más que de dejadez (por lo menos en mi caso); es más, soy consciente de que perder un minuto en restaurar el orden es ganarlo por duplicado horas o días después y, aún así, nada. Me puede el nervio, la potencia, el “venga ya, es solo ropa y tengo otras cosas más importantes que hacer”.
          En fin, ánimo y ya me contarás de la secadora (si la vais a coger, y si me permites el apunte feminista, ahora podrás intervenir un poquillo… 😉 ).

  5. Hola Iago
    ¡¡¡Felicitaciones!! 4años! y muchos logros. Sobre la pregunta ¿Hay algo que te atasque ahora mismo que quieras que trate en el blog?
    … tal vez. Hace una semana tuve un accidente, fractura de Tibia, 30 días con la pierna inmovilizada en casa. ¿Alguna recomendación para seguir siendo productiva y eficiente? – es decir mis otras 3 extremidades y mi cabeza funcionan muy bien 😛
    ¡¡¡Gracias!!!
    Saludos desde Colombia

    • ¡Hola LaNa!

      Te parecerá una tontería pero la verdad es que ¡tengo mucho que decir al respecto! Una fractura de tibia es una limitación como otra cualquiera y, a veces, por irónico que parezca las limitaciones pueden ser usadas de forma positiva.

      No prometo hacer un artículo sobre las fracturas de pierna, pero sí puedo escribir sobre como reducir notablemente el impacto de estas condiciones. El tema va a la lista sin duda, ¡muy buena propuesta!

      Eso sí, mucho ánimo con el incidente, paciencia y ¡que te sea leve!

      • Gracias, ya tengo curiosidad sobre tus recomendaciones.
        Saludos

  6. Muchas felicidades Iago, seguiremos leyendo todos tus artículos para seguir aprendiendo 🙂

  7. Muchas felicidades, Iago. A por ese quinto año!
    Un abrazo

    • Muchas gracias, José Miguel. Algo me dice que este año va a ser intenso. ¡Un saludo!

  8. enhorabuena Iago!! cuatro años y parece que fue ayer…
    Te seguiremos leyendo hasta que consigamos mejorar, y cuando lo consigamos seguiremos para no perder lo aprendido en tu blog que es mucho y muy práctico.

    • ¡Muchísimas gracias! Aunque mantengo lo dicho, en el vídeo: el 2015 va a ser un año de interacción. Nos vamos a remangar y a hacer mucha productividad juntos.


Dejar un comentario