La importancia de identificar tus necesidades

importancia-identificar-tus-necesidades

 
La pirámide de Maslow de las necesidades

Perdóname por la provocación, pero esto seguramente no lo intentarás.

Se trataría de tomar un papel y de intentar plasmar el estado en el que te encuentras. En esa hoja apuntarías los rasgos más importantes de tu situación actual, ya sea económica, anímica o de salud así como cualquier otro factor que defina el estado general en que te encuentras, aunque seguramente esto sea una tontería.

Si fuese en serio, te propondría incluso que mirases a una lista objetiva de necesidades (como la pirámide de Maslow de la imagen – pincha para agrandarla) y que intentases evaluarte en cada nivel pero… déjalo estar porque todo esto tú ya lo sabes.

Conoces de sobra que tus objetivos giran todos en torno a la autorrealización. Admites tener algún prejuicio, querer más tiempo libre o un Ferrari si pudieses, pero lo de sentirse respetado o tener falta de amigos y todo eso… son problemas de otros. Además, basta ya de ñoñeces, que esto es un blog serio y aquí se viene a aprender de productividad.

¿A dónde voy con esto?

Es muy simple. No me cansaré nunca de repetir que una de las máximas de la productividad es tener claros y bien identificados tus objetivos: “Hay que saber lo que quieres para poder avanzar en ello”. Pues bien, una mitad de ese trabajo pasa por conocer quién eres ahora mismo. En otras palabras, si no paras de suponer constantemente que tienes todo lo que necesitas, no conseguirás nunca darte cuenta de lo que te falta.

Pero he aquí el problema: no estás nunca obligado a autoanalizarte ni lo más mínimo. Puedes seguir tan tranquilo haciendo tu vida y esforzándote por lo que sea sin llegar en ningún momento a formularte la pregunta de “¿qué me falta perseguir que no esté teniendo en cuenta ahora?” La sed la notas cuando aparece pero de la falta de afecto puedes no llegar a darte cuenta nunca. No te va a llegar una carta, vivirás con ello.

¿Por qué nos cuesta?

Porque es difícil. Someterte a un autoanálisis sincero (es decir, responderte a ti mismo en qué estás bien y en qué estás fracasando) es frío, poco gratificante y además dudas de que sirva para algo. Nos auto-frenamos con un millón de barreras personales para evitar tocar el tema.

A veces el objetivo no está en nuestra lista solo porque nos moriríamos de vergüenza si alguien viese lo que estamos intentando. Los anulamos antes de que lleguen a la lista porque no tenemos ni idea de cómo resolverlos y nos estresaría demasiado el verlos a diario no resueltos en una lista.

Curiosa forma de perder la batalla: que tus miedos te impidan participar.

La mentalidad correcta

Cada uno tenemos nuestra propia bestia negra en esa pirámide. A menudo se encuentra en los niveles más bajos y es algo que te daría cierto pudor comentar con otros. Ahora, eso sí, te garantizo que si te pones a trabajar en ello y lo incluyes entre tus objetivos, estarás yendo en línea recta hacia lo que más beneficios te puede reportar.

Y eso en productividad, es trabajar al nivel óptimo.

Lo que realmente importa

Si te cuento todo esto de esta forma es para transmitirte una sola idea:
 

Conócete a ti mismo e identifica tus necesidades

 
Esta maravillosa frase se lee en 2 segundos y se olvida en mucho menos. La reacción que te recomiendo, de todos modos, es que agarres una hoja de papel y le pongas una nota (bien / medio / mal) a cada necesidad de la pirámide en tu caso.

Según Abraham Maslow, toda motivación del ser humano tiene su origen en último término en una necesidad. Especialmente si eres de aquellos a los que te costaba rellenar el cuadro de quién quieres ser en un futuro, quizás, este reto, sea una buena forma de empezar.

Artículos relacionados

10 comentarios

  1. Hola.!!!
    Gracias por brindarme mas herramientas,
    Esta en particular es de mucha ayuda,veo mis objetibos un poco mas claros,
    realmente me cuesta mucho definirlos…Seguire trabajando.!!!

    GRACIAS,CARIÑOS..!!

    • De nada Claudia, gracias a ti por comentar y ánimo con la definición de objetivos: es una pieza clave!

  2. Quiero aprovechar este espacio para felicitarte por tus analisis, tus conclusiones y la forma en que lo explicas. He seguido muy de cerca tu Blog desde hace tiempo y creo que eres el mas Original de la comunidad GTD.
    Saludos.

    • Hola Humberto,

      Muchísimas gracias tanto por el seguir el blog desde el principio como por la valoración. Creo que estoy lejos de merecerlo porque hay verdaderos profesionales en este mundillo (gente cuya profesión es esto) pero te agradezco la valoración sinceramente y en especial el que destaques al blog por original y no otra cualidad. Muchas gracias Humberto.

  3. Hola Iago, en efecto autoanalizarse no es fácil, lo que hago yo en ocasiones es intentar verme desde fuera como si fuese otra persona e intento ver cómo le va a ese “yo” en cada faceta de la vida.
    Buen artículo, coincido con Humberto, tu blog es muy original; creo que trata la productividad desde un punto de vista diferente, muy personal.
    Saludos

    • No es la primera solución que le propondría a alguien empezando en productividad, pero si tienes una buena capacidad de autocrítica lo que dices puede ser una muy buena práctica. Muchas gracias también por la valoración del blog y por ser parte activa en él, sé que me repito es gracias a vuestras valoraciones que el blog se va perfilando. Un saludo Luis.

  4. Genial, estoy tomando la hoja y el bolígrafo y ver que descubro.

    • ¡Estupendo Jose Juan! Ese es exactamente el espíritu. La única productividad que vale es aquella que se implementa. Felicidades por llevarlo a cabo.

  5. Muy bueno gracias me sirvio para la tarea 🙂 😉

  6. Muy bueno los artículos.. gracias por la info.. lo llevaré acabo.

    saludos


Dejar un comentario