Economía de tiempo: 4 formas de ahorrar minutos

ahorrar-tiempo

Fotografía original de Budi Purwito

Si quieres un coche, de algún lado tendrás que sacar el dinero. Si tienes un objetivo, de algún lado tendrás que sacar el tiempo. De forma excepcional, vamos a tratar hoy al tiempo como si fuese dinero.

Imagínate que estás haciendo tus presupuestos de tiempo como tus presupuestos de dinero. Tienes una semana por delante y dispones de X ingresos y de Y gastos. El ahorro es el tiempo que no gastes. Y si gastas más tiempo del que dispones tendrás deudas la semana que viene. ¿Parece absurdo, no? Pues saquemos conclusiones lógicas de algo tan absurdo.

1. Para hacerte rico, tienes que ahorrar

¿Cuántas veces has dicho últimamente que no tienes tiempo para hacer algo que te apetece? ¿Y cuántas de ellas fue verdad? Todo rico en este mundo comparte una característica: gasta menos de lo que ingresa. Por eso luego puede comprar lo que quiere.

Tú necesitas ser igual. Para poder usar tu tiempo alcanzando tus objetivos necesitas tener tiempo libre que no hayas ocupado ya. En otras palabras, cada semana, antes de empezar, tienes que tener comprometido menos tiempo del que dura una semana (24 horas x 7 días).

A partir de ahí, cuanto más grande sea el margen que consigas, más tiempo tendrás disponible para emplear en lo que quieres. Y como resultado más podrás hacer avanzar tus objetivos.

2. Reduce tus costes de mantenimiento

La primera conclusión es evidente, pero no por ello la ponemos en práctica. Si tu ahorro de tiempo es ingresos menos gastos y cada semana dispones exactamente de las mismas horas, para ahorrar más hay que reducir el tiempo que gastas.

Todos tenemos unos gastos mínimos. En el mundo del dinero necesitamos pagar comida, luz, agua, etc. En el mundo del tiempo gastas constantemente en dormir, en las tareas de la casa, en la higiene personal, etc.

En algunos gastos como dormir no se puede (o no se debería recortar), en todo lo demás, ni lo dudes. Esto puede interpretarse muy mal porque desperdiciamos tiempo constantemente pero solemos ser bastante malos reconociendo en qué exactamente lo desperdiciamos.

Por el momento guarda el concepto: 5 minutos menos al día en el transporte público es media hora más a la semana para lo que quieras. No está claro el cómo conseguirlo pero te interesa conseguirlo.

3. Invierte tiempo!

A veces hay que dar un paso atrás para ver las situaciones con perspectiva. De hecho, si quieres un consejo, no pares nunca de dar pasos atrás y de cambiar de perspectiva. Verás lo que hasta ahora nunca había merecido tu atención.

Pon especial atención en las tareas pequeñas porque las hacemos a diario de una forma muy poco eficaz. Como son cortas nos da igual hacer más esfuerzos pero es el hecho de hacerlas frecuentemente mal el que se vuelve improductivo. Aquí tienes un par de ideas sobre cómo ganar tiempo en tus tareas frecuentes.

¿Ejemplo? Reserva un lugar para facturas o documentos importantes para que cuando te llegue uno sepas dónde ponerlo y dónde encontrarlo. A lo mejor sólo tardas 2 minutos en encontrar cada papel cada vez, ¿pero cuántos papeles buscas al día? Perdemos una gran cantidad de tiempo a diario porque nuestras herramientas de trabajo no están listas cuando las necesitamos.

4. No alquiles, ¡compra!

La idea de alquilar una casa o comprarla está muy clara. Si realmente la vas a usar durante mucho tiempo, comprar es infinitamente más rentable.

¿Cómo se aplica esto a los problemas de diario? Pues cambiando de mentalidad. Antes de resolver un problema una de las preguntas que hay que formularse es ¿cuántas veces más me voy a enfrentar a este problema? No siempre es fácil preverlo, pero cuando preveas que la situación puede repetirse no intentes resolver la situación, intenta eliminar el problema.

Un problema recurrente es como un alquiler, cada semana te cuesta un par de horas. Un problema eliminado requiere un esfuerzo puntual (como el dinero que pagas cuando compras), pero ya no vuelve a aparecer.

Si tienes la idea clara, no pierdas de vista que la clave para poner esto en práctica pasa por pararte unos instantes antes de resolver una situación cotidiana. ¿Preveo que se repita?, entonces intentemos eliminarlo.

Concluyendo

Como ves dinero y tiempo si comparten algunas características. Es cierto que el tiempo no es algo que podamos acumular al final de la semana, pero si podemos emplearlo en lo que queremos o adelantar ciertas tareas que nos mantendrían ocupados la semana siguiente. ¿Qué opinas? ¿Te parece posible reducir tus obligaciones diarias para hacerle tiempo a lo que realmente te interesa?

Artículos relacionados

11 comentarios

  1. Excelente exposición la comparativa tiempo – dinero.
    Me ha encantado, es uno de esos artículos que me marcarán, voy a reflexionar y poner en práctica algunas cosas que me ha sugerido el artículo.
    Seguiré comentando cuando sin premura lo haya reflexionado, por lo pronto ¡Bravo!

  2. Hola…Muy buena la comparacion.¡¡
    voy a ponerlo en practica. Gracias,seguire comentando
    SALUDOS,,

  3. Ya está disponible el post que me inspiraste con tu buen post.
    http://tribunaavalon.blogspot.com.es/2012/05/ladrones-de-tiempo.html

    Un saludo
    Ávalon

    • Hola Avalon,

      En su día también hice un experimento similar primero con una estimación teórica y luego con una semana de prueba que resultó distanciarse notablemente. Sin embargo este tipo de aproximación, aunque interesante, a mí me consumió bastante tiempo y no logró hacerme ver nada nuevo. Me permitía ver la distribución pero no conseguía decirme por dónde atacar al problema aunque bueno, el intento como tantos acaba acercándote.

      ¿A ti te funcionó? ¿has logrado encontrar conclusiones significativas o detectar por dónde pierdes más tiempo y saber cómo actuar al respecto?

      En cualquier caso, gracias por compartir tus conclusiones y un saludo. Seguiré la evolución del asunto,

  4. Esta muy bueno el articulo….pero tu esta haciendo una analogia entre dinero y tiempo?

    • La verdad es una de las únicas veces que lo haré, y no pretendía hacer un artículo sobre “gestión del tiempo” sino que aprendamos a aplicar las técnicas que ya dominamos de gestión de dinero, al tiempo. Un saludo

  5. Yo considero que la analogia entre tiempo y dinero es muy valida porque son los unicos recursos que se pueden invertir y si se analiza si se puede ahorrar tiempo muy a pesar de que no se puede acumular…..excelente articulo

    • Hola David, realmente no es que me apeteciese especialmente comparar tiempo y dinero, pero resulta más fácil de entender lógicas que ya hemos comprobado y probado. Un saludo y bienvenido

  6. Es mentalidad. Esta semana antes de Navidad decidí que un Profesional Autónomo me hiciera algunos trabajillos domésticos que no aportan valor a mi tiempo diario (persianas, tiradores, algunos taladros…). Decidí pagar y eiminarme un tema puntual (aparte mejorar mi salud mental y de ahorrar también algún juramento en casa 😉


Dejar un comentario