Definir lo que quiero

El artículo de hoy no tiene nada de teórico, así que manos a la obra, esta vez escribes tú.

Toma una hoja de papel, y divídela en cuatro como se ve en la imagen. Lo que te propongo no te llevará más que un par de minutos y te servirá para definir objetivos coherentes a medio y largo plazo.

definir objetivos

Etapa 1: ¿Quién me gustaría ser y qué me gustaría hacer?

objetivos vitales

Copia el título de la primera etapa en la parte superior izquierda de la hoja.

A continuación escribe con un par de palabras clave en ese cuadro quién querrías ser idealmente y qué querrías hacer si no estuvieses limitado en ningún sentido. No implica añadir cosas como querer volar (que prácticamente son irrealizables) pero sí que debes incluir todo aquello que realmente te gustaría ser incluso si has asumido que nunca será posible.

Etapa 2: ¿Qué necesito conseguir haber hecho o ser en 3/5 años?

objetivos a largo plazo

Copia el título de la segunda etapa en la parte superior derecha de la hoja.

En este cuadro define, pensando en tu yo ideal, cuáles serían los grandes pasos a dar (retos factibles pero que te acerquen lo máximo posible) para alcanzar una parte significativa de tu yo ideal. No dejes de poner objetivos porque te resulten demasiado atrevidos o no sepas cómo llevarlos a cabo.

Etapa 3: ¿Quién soy y qué hago ahora?

objetivos inmediatos

Copia el título de la tercera etapa en la parte inferior izquierda de la hoja.

Ahora describe en ese cuadro con un par de palabras clave cómo eres tú y qué haces actualmente (vida de las últimas semanas). No confundas esto con lo que hacías hace meses o durante las vacaciones, sino que describe fielmente, aunque en pocas palabras, cómo eres últimamente y a lo que dedicas tu tiempo (voluntariamente o no).

Etapa 4: ¿Quién seré y qué estaré haciendo en 1 año?

objetivos anuales

Copia el título de la cuarta etapa en la parte inferior derecha de la hoja.

En el último intenta averiguar qué cambiará en ti y en lo que haces a diario a final de este año si sigues la tendencia que traes hasta ahora. No incluyas resultados de cosas que no has empezado (gimnasio, dietas, etc.) pero puedes incluir en lo que estés trabajando si es probable conseguirlo (una oposición, un ascenso, etc.).

Etapa 5: ¿Es coherente el tránsito?

verificacion de coherencia

Hasta ahora hemos avanzado en dos líneas, que es exactamente como nuestra cabeza tiende a actuar. Por un lado nuestro yo ideal establecido lejos en la distancia, y por otro el yo actual y lo que podemos prever a medio plazo.

Ahora se trata de verificar la coherencia. ¿Puedes alcanzar lo que necesitas conseguir en 3/5 años acumulando durante un par de años avances como los que prevés lograr este Diciembre? Si no es así, claramente tus objetivos no están bien definidos. En algún momento has perdido la conexión entre lo que quieres y el intento por hacerlo realidad. Como consecuencia, lo que haces a diario no te conducirá a lo que quieres.

Definir lo que quiero… para saber lo que debo hacer

Los objetivos nunca los marca tu situación actual, sino la situación a la que quieres llegar.

Toma otra hoja de papel, divídela de nuevo en 4 y copia los dos cuadrados de arriba de la hoja de antes. Ahora define, en base a lo que necesitas conseguir de aquí a 3/5 años, cuáles serán los sub-objetivos que debes lograr al final de este año.

Por último, para alcanzar esos objetivos al final de año, rellena en el cuadro inferior izquierdo cómo deberías reaccionar desde hoy y qué deberías estar haciendo ahora mismo para poder alcanzarlos.

objetivos, sentido incorrecto

Lo que hacemos

objetivos, sentido correcto

Lo que hay que hacer

Lo único innegociable no es quién eres ahora mismo, sino quién quieres ser en realidad.

Lo importante de este experimento no es ver los dibujitos y entender el método, sino ponerlo a prueba por ti mismo e intentar responder a la pregunta: ¿qué debo hacer desde ya mismo para alcanzar mis objetivos?

Ahora que tienes tus objetivos claros, ya puedes lanzarte a por ellos con toda seguridad. Eso sí, si aún te quedan 30 segundos libres, me encantará saber a través de un comentario, qué tal te ha ido el experimento y qué piensas hacer con los resultados.


23 comentarios

  1. He realizado la reflexión disciplinadamente con hojas incluidas, tratando en mi intimidad de no engañarme, dado que nadie más las iba a leer…
    Considero muy interesante el ejercicio.
    Mi resultado ha sido el confirmarme mis objetivos ideales que la razón se negaba a admitir dada la lógica de lo que me ha acontecido en el pasado inmediato…
    Me afirmo en los objetivos que creo que debo seguir, los he identificado, son bastante ambiciosos, pero no imposibles…
    En el año 2006, estando en la ruina total, física, económica y sicológica, hice el mismo ejercicio plasmado en una octavilla de papel, a saber:
    1. Recuperar la salud.
    2. Comprarme un coche rojo, pequeño y nuevo.
    3. Tener una vivienda minimalista y digna.
    4. Una pareja que me quiera y me respete.
    5. Un equipo informático.

    Al día de hoy tengo conseguidos los puntos 1, 2, 3 y 5, mejorable el punto 3 y el 5 pero cumplen con su cometido…
    Mi mayor éxito es el punto 1 al 100%, teniendo en cuenta que el estado fue calificado de terminal…
    La importancia del punto 2, es digna de consideración pues mi patrimonio cuando hice mis objetivos era de 50€.

    Es mi aporte amigo mío, un saludo
    Ávalon

    • Encantado de leerlo Avalon y enhorabuena por haber completado el experimento. La idea de fondo de todo el artículo es evitar que haya una desconexión entre lo que imaginamos y la ruta a corto plazo que estamos siguiendo. Gracias por compartir tu experiencia, un saludo.

  2. Mi problema es que no soy capaz ni de rellenar el cuadrante de “¿Quién me gustaría ser y qué me gustaría hacer?”.
    Me maravillan, admiran y asombran las personas que tienen tan claro sus metas.

    • Tomo nota “MejorNoLoDigo”. Está claro que hay que definir esa casilla para empezar a ser productivo, porque no vale de nada el afanarse en hacer muchas cosas si ninguna de ellas contribuye a algún objetivo final. Eso sí, si el problema podemos reducirlo a eso, intentaré responderlo en algún artículo en este mismo blog, así que tomo nota y lo tendré en cuenta.

      • Estaré atento Iago y muchas gracias por tu interés.

        • Pasitos de bebé. Si quieres correr, es mejor empezar caminando. Empieza con algo, algo que te guste, algo que consideras importante en otras personas, algo que te simplifique tu día a día, o algo que deberás saber hacer dentro de 10 años.

          ¿Patchwork? ¿Quieres aprender a hacer pizzas? ¿Qué tal la cocina japonesa / asática / mejicana? ¿Quieres aprender inglés, alemán o portugués? ¿Qué tal una aplicación de edición de vídeo para recordar tus vacaciones?

          Ejemplos hay miles, la pregunta es si quieres empezar. ¿Quieres cambiar algo? Y sí, me estoy refiriendo a ti, a tu ánimo, a tu esencia, a lo que eres y serás si nadie tu ayuda. ¿Eres capaz de ayudarte?

          Empezar es la mitad del camino.

          No hacer nada no cambia las cosas.

          Sin acritud.

          Un saludo.

  3. En referencia al comentario de “mejor no lo digo” comprendo perfectamente la dificultad que implica el contestar…
    Ante esas cuestiones u otras que me surjan siempre uso mi propia herramienta: la pregunta inversa, es decir como ejemplo, ¿Quién me gustaría ser? La cambio por ¿Quién no me gustaría ser?
    La pregunta ¿Qué me gustaría hacer? Por esta, ¿Qué no me gustaría hacer?…
    Y así sucesivamente.
    La inversión, o volver la oración por pasiva es muy útil…
    Si quiero destruir algo eficientemente, primero leo las instrucciones de que no debo hacer… que es donde están las claves para su demolición eficiente.
    Lo mismo en comportamiento, ¿Qué no debo hacer… a quién no quiero parecerme…a que circunstancia no quiero llegar…?
    Por inversión llego a lo correcto, y si soy capaz lo hago…
    A mi me viene funcionando hace largo tiempo…
    Un saludo

    • Gracias Avalon por tus consejos. Como primera aproximación al menos me servirá para detectar lo que no tengo que hacer.

  4. Me encanta que MejorNoLoDigo se atreviera a decirlo, a mi me pasa lo mismo. En teoría la primera casilla debería ser la más sencilla de rellenar pero yo no lo consigo. Mi siguiente paso va a ser también seguir los consejos de Avalon y EmpiezaPorAlgo. A ver que pasa… Gracias a todos

  5. Hola,este ejercicio me llevo mucho mas tiempo,.
    Tambien me cuesta saber que quiero.???
    Gracias,los comentarios son de mucha ayuda.

    GRACIAS,SALUDOS.¡¡

  6. Iago, te felicito por la entrada porque es estupenda. De momento sólo la he leido pero prometo poner en práctica el asunto y hacer el ejercicio.

    La definición de objetivos es tan fundamental y tan dificil…¡Nunca tenemos tiempo para lo más importante!

    • Gracias a ti Rubén por tu comentario. La sensación cuando defines objetivos al principio suele ser la de estar perdiendo el tiempo pero si empiezas a pequeña escala, puedes ver efectos a corto plazo. Te animo a que no olvides el hacerlo, son 20 minutos y la verdad que los ahorrarás cuando tengas que tomar decisiones más adelante (conociendo tus objetivos a largo plazo es más fácil decidir).

  7. Iago! Es increíble que una persona tan jóven como vos, tenga claras tantas cosas de su vida y más aún, que esté llevando a cabo su misión, que es observable, pues con éste blog intentas ayudar a muchas personas que como yo, tenemos graves problemas con la administración de nuestro tiempo y de los recursos, situación que trunca la consecución de nuestros proyectos.

    Mi proyecto en 3 – 5 años es estar en Ginebra – Suiza haciendo parte de la OIT, hoy soy una joven docente del área de derecho laboral reconocida a nivel local, pero tengo una gran problema, el idioma y la procastinación de las actividades a desarrollar para lograr el cometido.

    Tu ejercicio me va a ayudar a realizar un seguimiento estricto a esas actividades.

    Una vez más… Gracias por compartirlo.

    Un abrazo

    • Gracias a ti Carolina por leer el blog y por tu comentario. Los proyectos a largo plazo suelen dar un poco de miedo, sobre todo cuando son ambiciosos pero cuando los miras de cerca y los descompones en sub-objetivos te das cuenta de que esperar a que se solucionen sólos no es una estrategia válida. Suerte con tu descomposición y afronta las batallas de una en una.

  8. Hola Iago, recien encuentro tu blog,parece que me voy a poner al dia por estos 2 años que pase sin disfrutar de este sitio. Coincido con Carolina, me pareces tan joven y tan claro…que no dejo de maravillarme!! Soy de Argentina, y con frecuencia hago listas y cuadrantes para tener claros mis objetivos y trabajar en ellos. Pero al leer tus notas ( las que lei hasta ahora) me doy cuenta de la importancia que le estaba dando a los resultados sin tenerme en cuenta a mi misma.Con decirte que era capaz de no salir de casa por 3 dias, ni ver el sol, por estar pendiente de mi proyecto ( soy independiente) con lo cual, por supuesto que la productividad decrece.Cuando leo este ejercicio de definir lo que quiero, me doy cuenta que entre otras cosas quiero tener una vida saludable…asi que a partir de esto reorganizare mi dia… gracias por tu aporte, me pareces muy generoso!! Saludos desde el otro lado del oceano!!

    • Hola Fernanda,

      Me alegro de que te resulte útil. Sin embargo he de hacerte una recomendación extra y es que no intentes aplicar todo de golpe. Está bien que leas los artículos pero es más importante centrarse en pocos cambios hasta que los domines bien e ir avanzando progresivamente. Y para decidir cuáles priorizar no hay mejor criterio que mirar la hoja de objetivos que acabas de configurar. Un saludo y ya sabes que puedes dejar aquí cualquier pregunta.

  9. Ah y gracias a Mejornolodigo, Empiezaporalgo y Avalon…me sirvieron mucho sus comentarios tambien….cuanta gente linda por aca!!!!

  10. Hola Lago, anoté los puntos que consideré principales de varios de tus artículos en mi agenda y voy a comenzar haciendo una lista de las tareas importantes y/o urgentes, aparte de la del cuadrante, de este artículo. Pienso ver si me resulta la técnica pomodoro que nunca la utilicé. Mi problema es que soy muy poco disciplinado conmigo mismo y termino abandonando tareas, principalmente de la universidad para evitar el estrés y la sensación de que todas las cosas por hacer me van a terminar ahogando. Por lo pronto dejé atrás una etapa de dos años donde estuve con depresión y ahora me siento mucho mejor para afrontar los estudios. Tengo 24 años y curso este año el segundo de Contador público. Voy a probar los consejos de la página y en un tiempo les cuento como me fue, porque sé que a muchos les pasa lo mismo con esto de aplazar tareas y terminar abandonándolas junto con nuestros objetivos. Estoy optimista :). Muy buena página.

    • Perfecto Luciano, ya nos contarás que resultados va dando!

  11. ¡muy interesante! es importante siempre tener muy claro lo que queremos. Este método me parece muy útil y práctico. Gracias

  12. Gracias por esta página, me encantó, aporta muchísimo, sobre todo el análisis de coherencia, que te lleva a responsabilizarte de tu vida y cambiar lo que haces en hoy o en este año, para lograr tus sueños…

    Por hoy estoy en una transición laboral, y re definiendo mis objetivos, sobre todo profesionales, así que coincido con todos/as, en el sentido de que los más difícil, es definir qué es lo que realmente quieren en el largo plazo, eso es fundamental, que coincida con tu visión, misión y/o propósito de vida…

    Estaré realizando el ejercicio en estos días….y les contaré como me está yendo…

    Saludos y muchas gracias, es una excelente página…

  13. Holaa Iago!

    Durante casi 7 años he tratado de escribir estos 4 puntos que planteaste en tu blog y casi siempre ponia objetivos idealizados que me eran imposibles de realizar. Esto ha sido muy frustrante.

    Sin embargo, hoy aprovechando que estoy de vacaciones, de casualidad lei tu articulo sobre urgente e importante. Me enganché.

    Ahora leo este y simplemente pude lograr escribir lo que verdaderamente quiero lograr.

    Gracias, espero algun momento servir a los demás al igual que tú.

    Alducci.

    • ¡Me alegro mucho de que te haya sido útil, Aldo! Un saludo y no te descuelgues ahora que has empezado, la productividad es un esfuerzo pequeño pero constante. Mucha suerte y aquí seguiremos.


Dejar un comentario