3 estrategias de organización de Sun Tzu

sun tzu, tecnicas de organizacion

Seguro que has oído hablar de él en más de una ocasión. Conocido por haber escrito “El arte de la guerra” hace aproximadamente 2600 años, Sun Tzu fue un genio de la estrategia militar.

Sus máximas, sencillas pero efectivas, tienen un carácter atractivo y atemporal porque consiguen sintetizar en frases breves auténticas joyas de conocimiento.

Tanto es así que traspasa el dominio de la estrategia militar para ser aplicable a cualquier otro tipo de estrategia y ahí es dónde Sun Tzu se vuelve interesante para la productividad.

Sobre el caos y el orden

Recuerda el caos en tiempos de orden, permanece atento y evítalo antes de que se presente. Esta es la mejor estrategia de todas – Sun Tzu

 

Sun Tzu le dedica una parte importante de su libro, a pesar de lo breve de este, al mantenimiento del orden. Mantener el orden para Sun Tzu y por extensión para cualquier estratega es la base para controlar lo que depende de ti.

Sun Tzu define en su teoría “situaciones tipo” y recomienda lo que se debería de hacer en cada una, propone estrategias y aconseja como llevar a cabo tus planes. Todas son cosas simples y sencillas porque al fin y a cabo son máximas que deberíamos tener casi a nivel subconsciente. Sin embargo hasta lo más sencillo fracasa cuando pierdes el control y ese es el efecto del caos.

Por ello, a tus objetivos, has de añadirle en todo momento el de mantener el control en todo momento.

Sobre nuestras motivaciones para actuar

La psicología de los soldados consiste en resistir cuando se ven rodeados, luchar cuando no se puede evitar y obedecer en casos extremos – Sun Tzu

 

Algo que me fascina de leer a Sun Tzu desde el punto de vista productivo es que puedes aprender tanto cosas de estratega como de soldado. Porque eres tú al fin y al cabo quién ejecuta tus planes. A diferencia de un soldado que obedece a un cargo superior, tú estás mucho más cerca de aceptar tus propias decisiones pero no por ello deberías menospreciar tus esfuerzos.

De esta frase en concreto saco dos conclusiones muy importantes. La primera es que si quieres luchar de verdad por algún objetivo, primero has de asegurarte de que efectivamente “no lo puedes evitar”. Sólo vas a pelear por lo que te atraiga fuertemente aunque tenemos una tendencia innata a ver objetivos en cualquier parte.

En otras palabras, revisa una y otra vez tus objetivos. Si algún objetivo que no es tuyo se infiltra entre tus propósitos (a través de otras personas, porque lo aceptas sin cuestionarlo, etc.) y no es estrictamente necesario, es probable que no lo acabes. Pero es normal, después de todo, no responde a una motivación personal.

Por el otro lado y en segundo lugar, si quieres poner todas tus energías en un objetivo, asegúrate de que sea tu única baza. Está bien siempre tener muchas alternativas pero no puedes perderte en ellas. Sun Tzu afirma también que no hay peor enemigo que el soldado que se ve arrinconado y sabe con certeza que no puede escapar. Sé uno de esos. Si ves salidas por todas partes, es probable que tus tareas te derroten constantemente (por simples que sean) porque nunca las has afrontado de verdad.

Organízate como un experto

Un ejército victorioso gana primero y entabla después la batalla – Sun Tzu

 

Esta es sin lugar a dudas mi preferida. A pesar de las mil interpretaciones malas que se pueden hacer de ella (y unas cuantas muy válidas también), tiene algo especial.

Este modo de ver cualquier desafío es afrontarlo como un experto, con riesgo cero. Te pondré un ejemplo claro: cuando se juega una partida de póker en un casino, hay jugadores que creen que es su día de suerte, hay jugadores que son buenos y normalmente ganan, y después está el casino, que siempre gana. El casino no duda, no reza, no pasa miedo durante la noche, sólo espera a que pase el tiempo y lo convierte en victorias.

La frase de Sun Tzu no es evidente de llevar a la productividad. No es ni mucho menos siempre factible pero guárdala en tu mente. Para traducirlo a lo sencillo: “no hay mejor desafío, que el que ganas de antemano“.

Existe un tipo de tareas perfectas que son aquellas que no haces directamente porque no necesitas. Esto no es algo que te toque por coincidencia sino porque consigues eliminarlas. ¡Ojo! No eliminas las consecuencias, eliminas la tarea. Si vives a 1 hora y media de tu trabajo, la solución perfecta no es ir más rápido, sino reducir ese tiempo al máximo (por ejemplo, mudándote o trabajando desde casa).

A veces significa modificar tu entorno (como la mudanza anterior), otras veces la automatización (como los robots aspiradores) y otras veces la eliminación de la necesidad (siempre que sea posible).

¿Qué opinas?

Como decía, no es fácil. Pero la primera condición para acercarte a un resultado es saber que existe. Al igual que estas 3 frases de Sun Tzu que espero que te sirvan de semilla para nuevas ideas. ¿Las interpretas diferente? ¿Tienes otra preferida? No olvides compartir tu opinión e impresiones dejando un comentario.


11 comentarios

  1. Tareas No Urgentes y No Importantes, “no las hago” (al menos no ahora)

    Buena nota. Saludos

    JC

  2. Iago,

    Muy buen artículo! Este tipo de analogías es excelente y has sabido emplear los conceptos del milenario Sun Tzu a la productividad personal.
    Coincido con que el tercer punto es uno de los más importantes, hay que saber elegir las batallas!

    Acordate que ya podés armar tu propia página de G+ ;)

    Saludos!

    • Gracias por el apunte Ger, aunque tendrá que esperar puesto que extenderme sobre demasiadas plataformas acaba por perjudicar a lo principal y entre manos, como anunciaba por Twitter, se acercan novedades. Un saludo

  3. Los ejemplos hacen mas amena la lectura

  4. Un ejército victorioso gana primero y entabla después la batalla – Sun Tzu
    Yo lo veo de la siguiente manera >> “Si vas a emprender algo debes estar seguro q va a tener exito”.. no creer q va a tener exito.. o q lo vas a intentar..
    Es si o si.. ir de todas todas, y la palabra fracaso “no existe”.

    • Tampoco creo que la filosofía deba aplicarse cuando estamos aprendiendo y experimentando, pero cuando se quiere obtener resultados y sobre todo a largo plazo cuando prevemos estar contra las cuerda durante mucho tiempo, la victoria debería estar en recortar distancias muchas veces en campo seguro. Gracias por compartir tu visión Rafael.

      • no se si es que estoy lento hoy, pero no entendi..

        • Lo que intentaba decir es que tengas cuidado con esa interpretación ya que si la tomas como referencia, más de una vez dejarás de intentar cosas por el simple hecho de que no tienes asegurado el éxito.

  5. Aunque no venga muy a cuento, para mi la mejor es : “El arte de la guerra se basa en el engaño”.
    ¿quieres vender al desorden? ¡engañalo!
    ;)
    Saludos

  6. Ups, “vencer”, no “vender”

  7. Muy interesante el articulo Iago, aunque ya tiene tiempo que lei este libro aun me acuerdo de ciertas analogias que hice con respecto a las estrategias que propone. Mi favorita es “Conoce a tu enemigo como a ti mismo”.

    Porque apesar de que tenemos tendencias a culpar nuestro entorno de los problemas que nos llegan, en la mayor parte de los casos nosotros estamos implicados como uno de las causas de los problemas.

    El ejemplo mas claro es cuando hacemos un examen, lo que solemos decir al final es: “es culpa del profesor por haberme puesto un examen tan dificil” pero sabes que en realidad semanas antes del examen estabas de fiesta y que empezaste a estudiar hace dos dias.

    Es por eso que nuestro primer enemigo es uno mismo. Hay que vencer la pereza, la baja autoestima,….

    Esperaré mas articulos como este para comentarlos.
    Saludos


Dejar un comentario