El paradigma del portero

Si a través de un prisma extraño, el mundo tal y como lo perciben mis ojos me llegase deformado en forma de partido de fútbol, lo que tengo claro y mantendría siempre es: que yo no quiero jugar de portero.

Dónde está la victoria y dónde la derrota

paradigma portero

Fotografía original de Lusi

Con prisma o sin prisma el día a día lo puedes descomponer en una serie de tareas que se componen de obligaciones y deseos, o en otras palabras de lo que debemos hacer y lo que hacemos voluntariamente.

Pues bien, para sentirme ganador e ir motivado hacia lo que sea que me traigo entre manos, la condición básica que necesito es que no sé dé por supuesto que lo voy a lograr. Que el éxito no sea asimilado como lo diario.

No quiero ser un “portero”. No quiero que se me obligue a completar un día perfecto a diario, sino que se me dé la posibilidad (o el margen al menos) de trabajar para poder obtener una victoria.

Es cierto que, movidos por la obligación podemos sobreponernos a grandes obstáculos. Las motivaciones como el miedo o el saber que lo que hacemos es nuestra única baza para evitar finales funestos son capaces de impulsarnos más que nada. Esto lo decía Tsun Tzu y mi promesa de escribir sobre su libro aún la mantengo, todo a su tiempo.

Rutina con espacio para la victoria

Aún así, eso no vale para la rutina. La rutina es una cosa que debemos llevar con motivación, es un elemento al que deberíamos sobreponernos con facilidad. O de lo contrario nos veremos a diario luchando por la supervivencia.

Por ello es importante identificar cómo cambiar nuestro trabajo diario a algo que nos motiva y al mismo tiempo nos deja espacio para la victoria. A nivel personal además, sería incapaz de marcarme (y luego perseguir) objetivos que me exigiesen el 100% en todas las estadísticas (y eso que mi subconsciente apunta a eso a diario).

En mi opinión hay que introducir de algún modo juegos para ganar. Juegos que exclusivamente añadan riesgo en positivo y allí donde es posible cambiar nuestra actitud de portero a una actitud de delantero.

Tiempo libre: gastar vs sembrar

Creo que ya lo he comentado en alguna ocasión en artículos anteriores y te invito a probarlo. Por ejemplo gestionando tu tiempo libre día a día podrías verlo desde la perspectiva de tiempo a derrochar (o bueno, a gastar sin que pase nada) o bien invertirlo en algo que realmente te motive.

Estoy seguro de que te basta una lluvia de ideas de cinco minutos para encontrar varias cosas que quieres perseguir y que has dado por muertas. Simplemente coge los ratos que te sobren y encadénalos. Es tan simple como comprarte una libreta e ir avanzando en tu objetivo escribiendo lo que persigues, diseñando una estrategia y usando el resto de la libreta para ir monitorizando tu avance y saber en dónde paraste la última vez.

En tu trabajo o cualquier tarea que veas a diario, reenfócala. Si eres capaz de crear ese margen o de visualizar un escenario en el que además de cumplir con tu tarea ganas, el incentivo juega a tu favor.

Sólo una última pregunta, ¿funcionas o no funcionas a diario como un portero?


7 comentarios

  1. nunca antes habia entendido algo tan complejo con una analogia tan clara, decididamente yo tambien quiero ser delantero y nunca portero (Y eso que no me gusta el futbol). Quiero poder moverme, luchar y que todas las oportunidades que se me presenten buenas, malas, posibles o imposibles sean hacer gol y por el contrario nunca quisiera estar limitado, espectante a como se desarrolla el partido y que todas las embestidas de la vida sean para marcarme un tanto que aunque tambien se pueda luchar en esta posicion la actitud nunca sera de victoria, si no mas bien de ¡¡¡uff menos mal ya paso¡¡¡.

    Iago tenemos pendiente un articulo de la organizacion de archivos en el pc ¿no?.
    me encantaria saber como estructuras tus carpetas, donde guardas la musica y la factura de la luz en pdf, el manual de joomla y la hoja de calculo con los gastos del mes. Imaginate que tu ordenador se hubiera infectado con el virus de la improductivitis y para eso no hay antivirus (asi es como esta mi ordenador en este instante, mucho de todo por todos sitios) y entiendeme no me manejo mal (si no muchisimo peor), pero echo de menos una estructura clara y funcional, que pueda tener la misma en el ordenador de mi casa, oficina ,portatil , android , etc…, podrias hacer un paso a paso para imbeciles (como yo).
    Tambien podrias sacar a la luz tu escritorio que esta muy de moda jeje (gachupas, jeroen, berto….)

    P.D.:siento la extension del comentario, ¡¡pero ya que estaba puesto¡¡¡

    • Hola GtdNovato,

      Yo también he visto que está de moda el enseñar escritorios aunque por el contenido del blog como ves, no me suelo centrar en mostrar cómo me organizo sino más bien en enseñar a que cada uno cree la organización óptima para sí mismo. No obstante, retengo la propuesta y me comprometo con ella (de hecho te tenía ya en la lista de propuestas de los lectores). Será un post sobre organización aplicada al ordenador y espero que no tarde mucho en salir.

  2. La analogía del arquero que se la pasa atajando pelotas (sepan disculparme la libertad del ligero cambio, por cuestiones geográficas me siento más comodo con la expresión arquero que portero, pero nos entendemos :), es la expresión más clara del problema central de la organización, que es lograr poner las cosas bajo control (el nuestro), y no del ambiente. Muy buena imagen para representarlo.

    Saludos

    JC

    • Hola JC,

      Gracias por tu valoración y la reflexión que haces. Perdona que te haya quitado el link que habías incluido al final pero te recuerdo que haciendo click en tu nombre ya hay una referencia a tu sitio web (y eres libre de poner la dirección que desees). Un saludo.

  3. Gran comparación de nuestro trabajo diario con el de un portero.

    Pero la parte final da para un artículo entero. Es sobre la idea de aprovechar el tiempo libre y no dejarlo “simplemente pasar”. De tener aficiones, vida diferente a la del trabajo y que nos ilusiona ocupar ese tiempo. A veces con el tiempo libre tendemos a sólo dejarlo pasar, a quemarlo sin aprovecharlo.

    • Efectivamente Flames, el tema del final merece más atención. Pero en algún momento tengo que meter la tijera. Los artículos de productividad se prestan a extenderse y a desarrollar más ideas que la original con el peligro incluído de que demasiada información puede hacer que la idea original se pierda por el camino. No dudes que el tema volverá al blog. Un saludo!

  4. de verdad, la analogía me viene al pelo. No sé cuánto llevo de portero en mi vida, Voy a intentar jugar más hacia delante, jugar de portero amarga ciertamente.
    Gracias por el post, me he hecho fan tuyo, gracias.


Dejar un comentario