Una tarea pequeña bien hecha produce una ventaja pequeña, …

…y varias tareas bien hechas completan un día perfecto.

Me sobraron caracteres para ponerlo en Twitter pero hace meses que me entrega en bandeja batalla tras batalla. En general hay dos posibilidades para afrontar la rutina del día a día:

  • O bien la rechazas y pospones constantemente, porque hace tiempo que dejó de representar a tus objetivos.
  • O bien la afrontas con uñas y dientes porque estás deseando obtener el premio que se esconde detrás.

Esfuerzo pequeño, ventaja pequeña. Suma de ventajas, ventaja decisiva. Reclama tus ventajas decisivas, gana en las tareas pequeñas.


1 comentario

  1. Que tal Iago,
    yo creo que existen personas que al igual que yo, rechazamos la rutina por que el concepto per se nos resulta tedioso, razón por la cuál organizarnos sistemáticamente se torna complicado. De manera que si podemos afrontar las actividades cotidianas de forma un poco aleatoria, el día me parece más ligero y las obligaciones y demás actividades mucho más realizables.

    Por otra parte comparto tu opinión acerca de que la superposición de esfuerzos nos otorgan el placer y la satisfacción de un día exitoso.


Dejar un comentario