El verdadero significado de tener el control

tener el control, explorar tus límites

No me andaré con misterios. Lo que estás a punto de leer va sobre gestionar tus objetivos discutiendo cómo asumir conscientemente riesgos (sabiendo cuánto y cómo arriesgas), de explorar tus limitaciones (conocer de lo que no eres capaz) y de transformar en confirmaciones tus vagas suposiciones (estar seguro en vez de sospechar).

Siento haberte destripado el contenido pero es que conservar el misterio nunca fue mi intención. El objetivo de este post es darte una respuesta sólida cuando pienses eso de “tengo la sensación de no tener el control de mi proyecto”.

Para ello sólo voy a darte un único consejo, no veinte, pero te enseñaré durante el post a utilizarlo cuando lo necesites y a que lo utilices en todas sus facetas (no sólo en la más evidente).

La teoría: Explorar tus límites

El concepto es simple. Podría hacer un análisis más largo (y te invito a que le des vueltas al tema en tu cabeza), pero el resumen es que la razón por la que no tienes el control de un proyecto es que te sientes inseguro respecto a la mayoría de sus factores. ¿Coincides? ¿No? ¿Comentarios? Continúo.

El segundo paso es que esa inseguridad es puramente consecuencia de que no sabes qué pasaría en casi ningún escenario que no sea el actual. Te sientes inseguro porque ignoras tu capacidad de reacción. No sabes qué va a ser de tu proyecto mañana o no tienes la menor idea de cómo solucionar problemas muy probables en el futuro (esto sin mencionar que tengas claro lo que quieres hacer con él).

El tercero y clave es que te invito a que explores activamente y a diario tanto como puedas tus límites y esos escenarios posibles, porque estoy convencido de que la información que recojas de esos experimentos te prepararán para posibles escenarios futuros.

Eso no sólo responde a la pregunta inicial sino que además te ayudará a tomar decisiones en tu camino. Dado que conoces tus límites y capacidades es así como podrás juzgar con criterio.

Experimentando para tener el control

Si me parase aquí probablemente todo esto habría sido una idea coherente, más o menos clara y aparentemente sensata. Al menos en teoría.

No obstante sería carne de cañón para hacer un click en archivar y no volver a oír hablar del tema.

He sido especialmente rápido explicando la idea por un motivo: quiero que la pongas en práctica. Para tener el control te propongo explorar tus límites.

Explorar límites no es más que llevar una situación al paso siguiente en un momento de absoluta tranquilidad para ver qué pasa.

Un ejemplo clásico de límites mal definidos son los vuelos en avión. Como no tienes muy claro lo que puede pasar el control de seguridad, ante la duda no arriesgas. En este tipo de situaciones mi consejo está claro: prueba. Ya sé que no lo necesitas, pero es la actitud correcta en otros niveles. Tan pronto como tengas la oportunidad de dejarle lo que no pase a un amigo: ¡prueba! Así cuando no tengas esa oportunidad pero vayas forzado no tendrás problemas. Ese es el principio.

Y situaciones a diario con esto puedes encontrar infinitas. ¿El precio de reparación de tu coche es negociable? ¿Qué pasa si les dices a los del banco que te cambiarás de banco si te vuelven a pasar otra comisión inesperada? ¿Cómo reacciona tu compañero de equipo aprovechado si en una ocasión dejas de hacer la parte del trabajo que él no hizo y eso implica que no se entrega?

No te conformes con sospechar lo que pasaría, experiméntalo y aprende. Si el beneficio no es inmediato desde luego esa experiencia vale oro.

Dos puntos más a favor: control de riesgos y negociación

Para un emprendedor prácticamente son todo variables. Pero todos somos pequeños emprendedores de nuestras causas y aquí esta mentalidad cobra un nuevo interés: el control de riesgos.

La mayoría de los límites que puedes explorar son palancas que te ayudarán a jugar con ventaja. Toda esta información no sólo es importante cuando usas esos casos límites sino que también te ayudará a tomar decisiones desde un punto de vista mucho mejor.

Cuando haces previsiones o tomas decisiones sobre esta u otra estrategia a diario no es lo mismo saber lo que pasaría que tener una leve idea. Esta es la parte de control de riesgo.

Por otro lado, si eres capaz de dominar el riesgo, estarás en ventaja en cualquier negociación. Un ejemplo rápido: podrías comprar coches baratos, dárselos a tu mecánico tras negociar y venderlos reparados. ¿Cuál fue la ventaja? Que discutiendo el precio con el vendedor tenías en todo momento clara la cifra límite en la que haces beneficio.

Así que agarra de nuevo tu proyecto, formúlate una frase del tipo “y si …?” y empieza a explorar tus límites. Si alguien está dispuesto a experimentar y hacerlo público le propongo que deje un comentario con la idea que piense intentar y los demás la comentaremos desde fuera.


3 comentarios

  1. Los cambios siempre ofrecen resistencia, ya sea por aquellos que se han acomodado y controlan la situación, como por el miedo que tenemos a aventurarnos. Los únicos límites lo marcamos nosotros mismos, y hacer siempre lo mismo nos llevará a los mismo resultados de siempre. Por ello, bien merece probar poco a poco cosas diferentes, atrevernos a cambiar, a ser parte de los cambios y a tomar el control de esos cambios.

  2. Tendré que leer de nuevo para comprender.
    Donde dice web en deja un comentario . a que se refiere. Que debo poner.gracias
    las res puestas me pueden llegar al Facebook? ya que no me manejo mucho con los mail.Pato.

    • Dejar un comentario hacía referencia a lo que ya acabas de hacer para publicar tu pregunta 🙂 Las respuestas no pueden llegar al facebook porque se trata de 2 tecnologías distintas y, además, este blog no tiene autorización a enviar a nadie mensajes en su cuenta privada de Facebook.

      No obstante puedes seguir las nuevas publicaciones del blog desde nuestra página en Facebook: http://www.facebook.com/pages/T%C3%A9cnicas-de-Organizaci%C3%B3n-com/183020198396915

      Un saludo Patricia!


Dejar un comentario