Los 5 motivos más comunes por los que puedes no estar siendo creativo

creatividad, tecnicas de organizacion

Pensar creativo no es una opción, es una solución. Y ése es, precisamente, uno de los principales obstáculos que nos impiden ser creativos.

El que descubrió la fregona por ejemplo, no estaba más que resolviendo un problema del día a día desde un enfoque diferente. Estaba comprando con su tiempo libre boletos de una lotería que si ganaba, le ahorraría un trabajo enorme de por vida.

Aunque la creatividad no siempre da premios gordos, rara es la vez que no te devuelve ni un reintegro. Por ello, para que inviertas más en creatividad te traigo la lista de los 5 errores más comunes al respecto.

1. Ni lo intentas

En esto hay que ser tajante. Hazte la pregunta: ¿Intentas ser creativo en algún momento? La primera recomendación es que apartes algún momento de tu día a día (o semana, etc) en pensar de forma creativa. Lo ideal es que no sea fijo, pero deberías con relativa frecuencia mirar a problemas ya resueltos en tu entorno dispuesto a proponer mejoras.

La primera convicción errónea es que parece que “tiene que salir de forma natural” pero no es más que una hipocresía nuestra. Eso sería como afirmar que la creatividad sólo puede surgir por casualidad, mientras que es evidente que hay gente que es creativa constantemente.

No te dejes engañar, ser creativo es resolver problemas (también los de diario) de una forma original y mejor a la anterior. La próxima vez que pienses en sentarte delante del televisor porque no hay nada que hacer, date una vuelta por tu casa. Seguro que encuentras alguna solución temporal que se ha vuelto definitiva. Dedícale tu tiempo y piensa en el problema de manera creativa.

2. No inviertes en aprendizaje

Cuando estás enfrascado en un tema tu discurso se vuelve monótono. Hablas de lo mismo, analizas todo igual, criticas con el filtro al que ese tema te ha sensibilizado y dejas pasar todo el resto. Sólo verás de ese color y esto es profundamente autodestructivo.

Necesitas fuentes nuevas constantemente. Gente que habla con un punto de vista diferente, incluso aquellos de los que te repugnan sus ideas o que te hacen gracia por limitados. Necesitas arte japonés y aprender cómo se fabrican las gomas de borrar para tener tu mente en constante rotación de perspectiva.

La creatividad tiene mucho que ver con la variedad de pensamiento afrontando un mismo problema, y la resolución de todo problema empieza por nuestro contexto y nuestra memoria reciente.

Sintetizando el consejo: haz que tu perspectiva varíe con frecuencia.

3. Acotas su dominio de acción

En otras palabras: hay muchísimos sitios en los que estás completamente convencido de que no deberías ser creativo, sólo aplicar lo de siempre.

Sin embargo espero que con la nueva definición de creatividad te replantees esta perspectiva. A menos que tengas que seguir un manual de instrucciones (y aún así con reservas) todo es mejorable. De lo contrario estás asumiendo que es el método perfecto.

Por ello no hagas ninguna modificación ahí si no encuentras ninguna alternativa mejor pero, si tu deseo es ser creativo, deberás considerar que nada es fijo. Desde tu indumentaria hasta tu definición de casa. Lo único estático son los objetivos que tienes y de ellos deberían emanar tus soluciones, no al revés. Duda un segundo antes de hacer las cosas “como siempre”.

4. Te consideras incapaz

Para de infravalorarte. Los agentes más creativos de este mundo son los niños.

Una de las razones de esto es que están prácticamente vacíos de reglas sociales y paradigmas sociales por lo que se ven obligados a inventarse sus propias soluciones. Resultado: sorprenden al resto por su nueva visión.

Cuando en realidad para ellos no es nueva, es la única que se les ocurre. En ese sentido, no dejes que la solución que se te pueda ocurrir a ti la acabes despreciando porque ya tienes una mucho más socialmente establecida.

5. Te quedas con la primera opción

La creatividad útil no es la que resuelve un objetivo, sino la que mejora toda solución anterior.

No esperes a segundas y terceras versiones de la misma cosa para resolver lo que tengas entre manos. Haz una lista, cuando se trata de resolver un problema bien definido un brainstorming es una buena aproximación.

Déjate influenciar por varios puntos de vista y fuérzate a variar tu planteamiento inicial en todos los aspectos que dabas por sentados en tu primera opción. Incluso puedes hacer una lista e ir variando uno a uno. Después combina tus variaciones puntuales y conseguirás combinaciones curiosas.

¡Un reto!

Por ejemplo si lo que quieres es diseñar un guante dibuja tu primera solución. Puede que hayas asumido que tenga 5 dedos, que sea de un cierto material, color, y que se pone introduciendo la mano. Ahora haz modificaciones de cómo meterías la mano cambiando las aperturas de lugar. Después no le pongas todos los dedos, o no iguales o un poco más largos o anchos de lo normal. Y por último prueba a combinar las modificaciones individuales.

Sólo cuando tumbes tus convicciones más profundas tendrás puntos de vista creativos y ahí de nuevo, no te estanques, mantén tu perspectiva en constante rotación.

Por eso te lanzo un reto para ponerte a prueba ahora mismo: Tómate 5 minutos cronometrados con un papel delante ¿Cuántas utilidades puedes encontrar para un bolígrafo BIC?

Yo he llegado hasta 32 completamente diferentes. ¿Eres capaz de superarlo? Obviamente si superas los 32 deja la lista en un comentario y sino al menos será interesante saber si lo has intentado y qué resultado te ha dado. Mis armas están arriba, espero que te sirvan.


13 comentarios

  1. Bueno, los BIC son de plástico… así que para el futuro te recomiendo un buen lápiz de madera FSC 😉
    Un bolígrafo BIC sirve para
    1.escribir cartas con preguntas a los supermercados que siguen utilizando bolsas de plástico
    2.anotar la lista de tareas
    3.evitar que se mueva la mesa (al ponerlo por debajo de la pata coja)
    4.amarrar el cabello (a lo japonés)
    5.mejorar el equilibrio (al intentar mantenerlo en sobre la nariz)
    6.desobstruir el desagüe
    7.abrir el cajóncito de ikea (utilizándolo como palanca)
    8.enseñar a los niños a hacer bizquear (acercándolo más y más al nariz)
    9.airear la tierra en la maceta del balcón (haciendo huecos)
    10.marcar la página del libro (al dejarlo dentro como si fuera el marca páginas. De paso puedes utilizarlo para marcar las partes importantes)
    11.hacer huecos en un póster para poder colgarlo en la pared
    12.elaborar decoraciones a base de rollitos de revistas (enrollando trozos de papel alrededor del boli y después sacar el boli para poder pasar un hilo)
    13.entrenar al perro que no toque nada sin tu autorización (lo pones en el suelo y cuando viene para olerlo le dices “NO”
    14.reconectar con los colegas (no habrás visto mi boli BIC????)
    15.darte las mejores piruetas de tu vida (pon lo en el suelo, coloca tu tacón y gira)
    16.bloquear la puerta (al engancharlo entre suelo y puerta)
    17.tirarlo al suelo para que pase la ira sin que nadie salga dañado
    18.impedir que la libreta de espiral se abra solita (al introducirlo justo en la espiral)
    19.ajustar la bisegra de las puertas de ikea (la distancia óptima entre los dos tornillos es el diámetro de un boli BIC)
    20.sacar el papel atascado de la impresora (en vez de tirar el papel directamente, enrollalo en el BIC y después tire de el. De esta forma no se rompe, ya que lo tiras con la misma fuerza)
    Y si le sacas la parte interna:
    21.beber agua como si fuera un palito de paja (si le sacas la tinta)
    22.bombardear la calle con semillitas (pones la semilla dentro, y soplas con toda tu fuerza)
    23.machacar hierbas frescas en un platito
    24.darle la vuelta a la sopa
    25.pipetear
    Me quedo en 25 para darle caña a mi lista de tudú, pero espero que te haya dado más inspiración a ti. Y no te quejes que sea largo 😉

    • Felicidades Valentina por la participación en el reto. Verás mi lista aunque la idea principal sigue estando presente en el post. Pero la tendrás explícitamente. Coincidimos en algunos pero no en tantos como era esperable.

  2. !Vaya con Valentina¡
    Bueno yo la verdad no me he pasado los 5 minutos delante del papel, pero ahí van
    un par de utilidades no puestas:
    Si lo frotas vivamente con un pañito de lana atrae como un imán trocitos de papel pequeños.
    Y una un poco más bestia que vi en una peli. Sirve para hacer una traquetomía de urgencias. Si alguien se está atragantando y se ahoga, hacer una incisión en el cuello y clavarle el boli (sin la mina) e insuflarle aire.

    Muy bueno el concepto Iago de la creatividad util.

    • Tengo un par de soluciones medicinales / químicas en las aplicaciones de mi lista, ¡por supuesto! Gracias por tu opinión y me alegro de que te haya gustado.

  3. Te he descubierto hoy por la entrevista en Análisis Realista y me has impresionado. Me encanta lo que has publicado hasta ahora en tu blog. Espero seguir leyéndote mucho tiempo.

    • Gracias Regina por tus palabras. Las soluciones que propongo no son nunca mágicas ni vienen sin esfuerzo. Pero espero no defraudar espectativas y que seas capaz de cumplir tus objetivos como prometo en el encabezado del blog. ¡Bienvenida!

  4. Hola Iago: yo me apunto a “La versión mala o cómo producir malas ideas para ser creativos”. Puedes encontrar información detallada sobre este curioso invento en : http://microcambios.com/?s=malas+ideas
    A Scott Adams se le ocurre la genial idea de copiar a los escritores de guiones o lo que es lo mismo propone crear una mala versión sobre posibles soluciones a un problema. Con tal libertad creativa, siempre aparece algo inesperado y por supuesto se superan los obstáculos, pues el nivel de exigencia es mínimo. A mí me pareció genial la idea. Enhorabuena por tu blog. Te invito a ti y a todos tus lectores a visitar Microcambios.com puesto que estamos en sintonía. Por cierto, yo vivo en Galicia, y me ha llamado la atención el Iago. ¿Eres de por aquí?

    • Gracias por el aporte y sí, tanto nombre como apellido (“fraga” significa bosque en gallego) son porque soy gallego. Un saludo.

  5. Tu post llegó justo cuando lo esperaba. Estoy atravesando un bloqueo para seguir escribiendo y siento que las ideas me saturan la cabeza sin poder salir. Las dos recomendaciones que más me ayudaron: tal vez no lo estoy intentando realmente, espero que aflore por sí mismo; e invertir en aprendizaje, variar la perspectiva para no estar abordando siempre de la misma forma los temas.
    Muy agradecida! Un afectuoso saludo 🙂

  6. Añado una utilidad muuuuuuy vieja, a la lista:
    Portachuletas en los exámenes. Recuerdo dos versiones de mis años escolares: un papel con el texto de la chuleta por dentro y otra más elaborada aún, grabar la chuleta con un alfiler…recuerdo un examen de química con la formulación en varios BIC…
    Fantástico blog.

  7. Buenas Iago,

    quería hacerte una aportación. Hace poco hice un taller de creatividad en el cual el orador nos hacía reflexionar si los niños eran creativos o imaginativos. Él creía que no eran creativos porque no tienen el conocimiento previo de como utilizar lo que tienen entre manos y por tanto buscan la solución o utilidad de aquello con su imaginación. Es muy esquemático lo que acabo de aportar pero espero que se haya entendido la idea simplemente para pensar sobre ello. Saludos. Yolanda

    • Hola Yolanda, por supuesto que ha quedado claro. Es lógico desde ese punto de vista, y aplicado la lista al concepto de imaginativo que describes, casi podrías usarla igual con la excepción del punto 2 (invertir en aprendizaje). Dado que si inviertes en aprendizaje y sacas inspiración de ello, de alguna manera tu producto ya no sería “imaginativo” como lo describes. ¿Tú que opinas? Interesante punto ¡Muy buen comentario!

  8. Un nuevo uso, de bastón de majorette… ya reflexionaré sobre el punto anterior…


Dejar un comentario