El por qué necesitas definir qué hacer si te tocase la lotería

Quién no piensa en lo que pasaría si le tocase la lotería. La gente haría tantas cosas… Aún así sigue siendo una pregunta con truco esa de “Oiga señora, ¿y usted qué haría si le tocara la lotería?”.

Es justo en ese momento cuando se suele dar uno de los fenómenos más intrigantes de este mundo: la mayoría de la gente no sabe qué responder.

¿Para qué lo quieres? ¿Qué supone ese cambio?

el por que no-estas-preparado-para-el-cambio

No hay cosa más simple en el mundo, si no sabes qué harías si fueses millonario estás trabajando por un dinero que vas a malgastar.

Ya puedes ser emprendedor, activista, persona que no para de hacer cosas o malabarista. Por muchas cosas que hagas tienes un error de base: no sabes para qué las haces. Y esto acabará por frustrarte al verificar que a cada año que pasa, no has avanzado hacia ese mundo idílico con el que alguna vez soñaste en el que todo sería bonito y te encontrarías bien.

¿Sabes por qué? Porque ni siquiera te has parado a preguntarte qué forma quieres que tenga. No has definido cómo es o por qué puntos básicos pasa. ¡No tienes objetivos!

Si los tuvieses, habrías puesto en ellos todo el premio de la lotería sin dudar.

Conclusión número 1:

Para estar preparado para el cambio que deseas, imagínate primero hacia qué quieres cambiar.

¿Puedes conseguirlo con tu día a día o necesitas actuar?

Vale, supongamos que has hecho una breve lista de los cambios que te gustaría hacer en tu situación actual. De aquí a 40, 50, 60, 70 años, ¿conseguirías lo que deseas tan sólo manteniendo tu día a día actual?

Déjame adivinar… Si has dicho que no sabías qué harías si fueses millonario mi intuición me dice que no.

¿He acertado? Vale, vale, ya sé lo que estáis pensando algunos. Era una deducción muy obvia, he acertado porque cae de cajón que si siendo millonario no sabrías qué hacer, eso quiere decir que con tu vida actual no puedes estar apuntando en esa dirección porque simplemente, hace un minuto, no la conocías.

Es cierto tenéis razón. Pero déjame decir una obviedad más, ¿si es tan obvio por qué sigues metido en eso?

Y la respuesta es muy simple: estás confiando en que el problema se solucione sólo sin haberlo afrontado nunca. Confías en cosas que no comprendes creyendo que de ellas va a caer una solución milagrosa.

Te pondré un símil. Eres como un náufrago en medio de las olas. Crees que por sobrevivir a la próxima ola sin ahogarte llegarás a tierra. El mar te agita con lo cual tú en cada momento estás activo resolviendo tus propios problemas, pero es el mar el que decide a dónde te lleva y no tú.

Si quieres llegar a tierra tienes que arriesgarte a tragar un poco de agua. Necesitas sacar la cabeza e intentar descubrir por dónde hay tierra. ¡Ni si quiera sabes si la playa está a 5 o a 5.000 metros! Hay una diferencia fundamental entre estar activo y estar avanzando, no lo olvides.

Conclusión número 2:

Si tu actividad actual no te conduce a tus objetivos, por mucho tiempo que lleves haciéndola deberás transformarla hasta que lo haga.

Elimina lo que sobra

Tú eres tu jefe y eso implica ser el que decide en qué empresas te embarcas y el responsable de tus fracasos. Así que si realmente quieres un cambio de rumbo eres tú quién debe girar el timón.

Como estamos de acuerdo en que no vas a llegar a ese estado mejor de casualidad empieza a replantearte cosas que te apetecen pero que fuiste dejando de lado (hobbies, oportunidades, ambiciones) y revisa cuántas de ellas han cambiado su situación.

Probablemente más de una puedas alcanzarla por el simple hecho de que la última vez que te planteaste la situación era muy diferente y nunca volviste a replanteártela.

Sólo una precisión más: actúa ahora.

Tienes dos acciones posibles:

  • Empezar a listar ahora mismo lo que te gustaría hacer (no necesariamente si te tocase la lotería) y diseñar un plan para decidir cuándo podrás hacerlo.
  • Optar por que no tienes tiempo ahora mismo pero reservarle un momento en tu agenda. ¡Ojo! Prohibido posponerlo, por ese mismo motivo has llegado hasta aquí.

En cuanto hagas esa lista habrás definido exactamente lo que quieres y será un plan de objetivos (¡puede que el primero realista!). Eso te permitirá hacer las primeras optimizaciones realistas en tu día a día. Puede que se haga evidente que quieres abandonar cosas en las que estabas gastando energías pero que ni siquiera están en tus listas.

Por ejemplo, si Bill Gates se muriese sin darle una utilidad hasta el último céntimo de su fortuna puede que los últimos años de su carrera haya trabajado para nada. El hombre más rico del mundo habría tenido un balance peor que un jornalero que, al acabar su turno se fuese siempre a hacer algo que le gusta.

Conclusión número 3:

Elimina todo lo que no contribuya a tus objetivos directa o indirectamente una vez que los hayas definido.

Prepárate para cambiar

Por eso “mejor” no es aumentar, no es añadir cosas, no es buscar fuera sino transformar lo que haces cada día de manera a que te lleve hasta donde quieres. Un buen inicio paradójicamente es saber qué hacer si te tocase la lotería porque te ayuda a definir tu escenario ideal.

Yo lo tengo claro. Si me tocase la lotería dejaría de levantarme todos los días tan temprano y me dedicaría a publicar en este blog aún con más frecuencia.

Soy un náufrago feliz e incluso he escogido una isla fértil hacia la que nadar. Los vaivenes de las olas son tremendos pero al llegar me comeré dos magníficos cocos mirando como el resto de la tripulación nada en círculos.

Así que, de nuevo la pregunta: ¿te dejas arrastrar por la corriente o nadas en una dirección? ¿Sabes sin dudar lo que harías si te tocase la lotería? ¡Espero encontrar más gente en la isla de los cocos!

Artículos relacionados

8 comentarios

  1. Excelente artículo.
    Es una pena que la mayoría de la gente ponga excusas para justificar que no alcanza sus metas o que está amargada… y todo se resuelve con un “lo haría si me tocara la lotería”. Pero la pura verdad es que podemos hacer casi cualquier cosa en esta vida, sólo tenemos que esforzarnos para conseguirlo, no hace falta que nos toque la lotería 🙂
    Saludos

  2. Me encantan estos artículos, hechos en principio “para gente de empresa y corbata” pero que arrastran hacia el sentido de la existencia.
    Ya me pasó desde el “Vendedor más grande del mundo” de Og Mandino (escribo de memoria): libros para vender zapatos que acaban ahondando en las grandes preguntas kantianas: ¿quién soy; de dónde vengo; (y sobre todo) a dónde voy?
    Gracias Iago.

    • Hola Paco. Me ha arrancado una sonrisa la referencia de “hecho para gente de empresa y corbata”. Recelo de las corbatas bastante y para el mundo de la empresa aún me queda un año para sumergirme en él por completo.

      Sin embargo hay un principio que no se puede obviar y es que por muy eficiente que sea una persona, de todas las tareas que ha realizado, las únicas que suman en positivo son las que le acercan a sus objetivos. Si no identificamos estos claramente podemos estar constantemente activos y en el mismo sitio que hace años con respecto a nuestras ambiciones.

      Muchas gracias por tu comentario y sí, aunque parezcan dos temas distintos, a mi modo de ver no se puede ser eficiente en uno sin tener las cosas claras en el otro. Un saludo

  3. me agrada tu articulo, pero nos ayudarias mas si nos enfocas de forma mas practica y se enfatiza que debo hacer para alcanzar mis metas, te digo por cierto si me sacara la loteria 1.- me compraria una casa como la que siempre he soñado tener y en el lugar anhelado, y 2.- Inpulsaria grandemente la pequeña empresa que tengo.
    saludos

    • Hola Lili,

      Agradezco tu opinión y la comparto. De todos modos te pido tu comprensión sobre el hecho de que este es un artículo de casi 1000 palabras. Añadir a esta idea más propuestas sería rechazado de antemano por muchos lectores sólo por la extensión.

      De todos modos, hay elementos prácticos. Con las 3 conclusiones intento sentar la base de la mentalidad necesaria (además de acciones puntuales, se necesita estar mentalmente preparado para cuando llegan las decisiones importantes). Además tienes dos puntos por los que empezar que son:

      1. Hacer una lista con lo que te gustaría realmente hacer (no necesariamente si te tocase la lotería)
      2. Diseñar un plan para decidir cuándo y cómo podrás hacerlo

      Lo sé, no son etapas fáciles pero el dejarlas pasar por difíciles es perder automáticamente el desafío.

      ¿Respondo con esto a tu pregunta? Si esperas algo más preciso dime en qué dirección y quizás pueda ser más concreto. Un saludo

  4. Entiendo perfectamente lo que señalas, y felicito este articulo y la oportunidad que nos brindas para compartirlo, un abrazo

  5. Personalmente creo que muchas personas se bloquean al recibir en su alma esta pregunta, puesto que se dan cuenta de que lo único que hacen con sus vidas es llenarlas de días que ocupan sobreviviendo y no dedicando ni siquiera un instante a realizar lo que les proporcionaría una vida afortunada, una vida valiente en la que eres capaz de, con sacrificios, conseguir tus objetivos; el llevar una vida organizada de esta manera y en la que no te paras ni un segundo a plantearte lo que te llenaría plenamente hacer con ella y hacerlo así, es olvidarte de lo que eres, de dónde vienes, de lo importante que eres y de que llenar la vida con el vacío de lo que no significa nada es morir y no vivir y como antinatural, es la pérdida de, como digo muriendo y no viviendo, uno mismo, con la amnesia total de lo que somos.
    Deberíamos preparar nuestra mente para plantearle, con intervalos de tiempo a lo largo del día, dedicarlos a pensar en nosotros/as mismos/as al principio, en los instantes de discernimiento y al final de cada uno de los días de nuestra existencia, para que descubriendo en nosotros/as mismos/as nuestro ser, nuestras verdaderas raíces que nos harán crecer en un futuro sobre base sólida, la de la sinceridad con nosotros mismos, la de la valentía para plantearnos nuestros objetivos,la de dedicar tiempo a su organización para llevarlos a cabo y una vez planteados comenzar a sacrificarse por éllos y en definitiva, convertir a nuestra existencia en la verdad suprema: “LA VIDA” en mayúsculas, como es en realidad su significado, el estar vivos por dentro y no en función como seres inertes.
    La verdadera lotería es lograr encontrarte a tí mismo/a y serlo fluyendo en conexión con el todo, abierto a dar y recibir todo tipo de energía positiva.
    Eres una persona muy organizada en tus ideas y la verdad personalmente creo que has planteado muy bien esta cuestión, no como yo, que me pierdo, a veces, con mi propia transcendencia y la forma barroca de enredarme.
    Un abrazo a tí y a todos/as. Me encanta este blog: Te hace prestarle atención a lo que verdaderamente importa.

    • Estoy completamente de acuerdo en que la tendencia mayoritaria es sobrevivir frente a vivir, es principalmente uno de los motivos por los que me decidí a lanzar el blog. A menudo encuentro también resistencia a este ejercicio de pensar qué queremos, pero no cabe duda de que es la puerta para empezar a ser dueños de lo que hacemos (más allá de las decisiones intrascendentes de diario). Aún así, hay un fenómeno positivo y es que si bien, suelen fracasar los intentos de buscar objetivos cuando se plantea el problema por primera vez, la idea suele quedar y cada vez con más frecuencia me encuentro con gente que le ha dado una 2ª oportunidad a la idea. Normalmente, por su cuenta y con algunas modificaciones, pero la idea prende así que supongo que me queda seguir difundiendo hasta que no pueda más porque si bien la idea no funciona inmediatamente, tiene un alto porcentaje de aceptación a lo largo del tiempo.

      Un saludo Andrés y muchas gracias por tus valoraciones del blog, la utilidad de Técnicas de Organización .com es única y exclusivamente lo que haceis los lectores con el contenido.


Dejar un comentario